Quantcast

El Kremlin sostiene que no se dan las condiciones para el ‘default’ de Rusia

El Gobierno de Rusia cuenta con un margen de seguridad suficiente para pagar su deuda externa en rublos, por lo que no hay condiciones para declarar un incumplimiento (‘default’), según ha asegurado el portavoz presidencial, Dmitry Peskov, en respuesta a la advertencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que la bancarrota rusa no es un evento improbable.

«No hay condiciones para el ‘default’, a menos que se creen y nos imputen artificialmente», dijo Peskov en declaraciones recogidas por la agencia Interfax.

El Gobierno ruso deberá afrontar el próximo 16 de marzo el pago en dólares de 117 millones (107 millones de euros) correspondientes al cupón de obligaciones de deuda.

La directora gerente del FMI, la búlgara Kristalina Georgieva, ha admitido que la bancarrota de Rusia «ya no es un evento improbable» a raíz de las sanciones aplicadas al país, que sufrirá una «recesión profunda» por la guerra con Ucrania.

«El incumplimiento (‘default’) de Rusia ya no es un evento improbable», reconoció Georgieva durante un encuentro con la prensa a propósito de la situación en Ucrania, donde explicó que no es que Rusia no tenga dinero, sino que las sanciones aplicadas imposibilitan a Rusia usar este dinero.

Anteriormente, las principales agencias calificadoras internacionales redujeron las calificaciones soberanas de Rusia a los niveles previos al incumplimiento, mientras que las tasas de swap frente a incumplimiento crediticio (CDS) indican que el mercado ve un 71% de probabilidad de ‘default’ dentro de un año y un 81% de probabilidad dentro de cinco años.

Por otro lado, el ministro de Finanzas de Rusia, Anton Siluanov indicó en declaraciones a los medios, recogidas por la agencia Tass, que Rusia dará orden de pagar en moneda extranjera sus correspondientes obligaciones de servicio de su deuda, aunque advirtió de que solo será posible efectuar el abono en caso de que las cuentas del banco central y del Gobierno sean «descongeladas».

«Primero daremos todas las órdenes de pago necesarias a nuestros agentes de acuerdo con la documentación de emisión para realizar un pago en moneda extranjera. Esto será posible solo si el Banco Central y las cuentas en moneda extranjera del Gobierno están ‘descongeladas'», explicó.

De este modo, el ministro ruso apuntó que se reembolsarán los pasivos externos en rublos en el caso de que las contrapartes se nieguen a descongelar las cuentas del Banco Central y del Gobierno de Rusia.

«Si recibimos una negativa o no tenemos respuesta de los bancos agentes, pagaremos nuestras obligaciones en rublos. En cualquier caso, las obligaciones se cumplirán con nuestros inversores. Y la posibilidad de recibir fondos en la moneda de la obligación dependerá de las restricciones impuestas», subrayó Siluanov.