Quantcast

Aragón recibe ya a unos 130 refugiados, pero se espera que puedan ser «miles»

El subdelegado del Gobierno de España en Zaragoza, Fernando Beltrán, ha cifrado en unas 130 las personas que han llegado a Aragón desde Ucrania huyendo de la guerra, si bien ha estimado que serán «varios miles» a quienes se reciba en la comunidad autónoma, del total de 300.000 refugiados que se estima que llegarán a España de los 6,5 millones que saldrán de su país.

Así lo ha indicado Beltrán en declaraciones a los medios de comunicación, tras presidir la primera reunión de Coordinación en la Protección Temporal de Desplazados, en sustitución de la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, que no ha podido acudir, como estaba previsto.

En ella, se ha tratado sobre el dispositivo de acogida de ucranianos en Aragón y han participado, junto a Beltrán, los dos subdelegados del Gobierno en Huesca y Teruel, representantes de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, de la Fiscalía Superior de Aragón y los consejeros del Gobierno autonómico de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto; Sanidad, Sira Repollés; y Educación, Felipe Faci.

Asimismo, ha habido representantes de Protección Civil, de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias y de la asociación ACCEM, organización a la que se le ha asignado la primera acogida de los refugiados en España.

El subdelegado del Gobierno en Zaragoza ha subrayado que su objetivo es dar una «respuesta ágil» en la acogida y regularización de estas personas. Con esta finalidad, ha anunciado que se ha creado un grupo de trabajo estable entre Administraciones, en el que va a haber un intercambio de información diario.

Además, se ha creado un grupo operativo específico en la Oficina de Extranjería de la Policía Nacional en Zaragoza, que va comenzar a trabajar este lunes, con cuatro funcionarios dedicados exclusivamente a atender a estas personas, que se reforzará con más personal, si es necesario, mientras que las Huesca y Teruel comenzarán a funcionar a lo largo de la semana que viene.

Beltrán ha apuntado que, de forma habitual, se cuenta en estas dependencias con traductores y ha precisado que su propósito es poder realizar los trámites en 24 horas.

MENORES

El subdelegado ha comunicado que también se va a contar con un grupo específico para menores. En este punto, ha comentado que los hay que han llegado con sus madres, pero otros han sido enviados por sus familias encomendados a otras personas.

Ha subrayado que se les va a prestar especial a atención, en colaboración con la Fiscalía, así como a otros colectivos vulnerables, como mujeres solas o embarazadas, con mecanismos específicos para la atención sanitaria y una escolarización «cuasi inmediata».

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha explicado que, en general, su Ejecutivo va a facilitar la tarjeta sanitaria cuando antes «para que puedan tener asistencia».

Además, el Departamento de Sanidad ha ofertado plazas de quemados y pediatría «por su fueran necesarias» y Departamento de Educación ha puesto sobre la mesa la experiencia que ya posee de escolarización fuera de plazo de menores refugiados y, en colaboración con la Policía Nacional y con ACCEM, en cuanto los menores ucranianos estén en el territorio aragonés «y sepamos cuál es su ubicación, se escolarizarán de manera inmediata».

Broto ha apuntado que antes de comenzar la guerra, las aulas aragonesas contaban con 381 niños de Ucrania, que se encuentran escolarizados por todo el territorio aragonés.

La consejera ha reconocido que la atención a los menores es algo que preocupa a todos. «Es importante proteger a la infancia siempre y en una guerra mucho más» y por eso «seremos muy rigurosos a la hora de analizar quienes son los tutores legales y, sino no tienen, serán considerados menores no acompañados y acogidos en centros o en familias», ha detallado.

2.000 PLAZAS

Broto ha informado de que por parte de su Departamento y en respuesta al requerimiento realizado el pasado 1 de marzo por la Secretaría de Estado de Migraciones han contabilizado unas 2.000 plazas para poder acoger a estas personas.

Ha dicho que están en albergues, residencias y pisos, emplazamientos obtenidos en colaboración con entidades y Ayuntamientos, al tiempo que ha mostrado su disposición a «plantear nuevos espacios en caso de que sea necesario».

En el caso de la ayuda humanitaria, ha precisado que se ha canalizado a través del Comité de Emergencia, que se ha reunido en dos ocasiones, y se ha planteado la posibilidad de hacer una convocatoria para presentar proyectos de ayuda humanitaria, con una disposición de financiación de unos 150.000 euros por parte del Gobierno autonómico.

Broto ha agradecido a la CEOE su colaboración para el envío de todo el material que se ha reunido hasta ahora, «que está yendo hacia Rumania».

PROCEDIMIENTO

Beltrán ha recordado que ya se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado el procedimiento operativo para la recogida de documentación e información a estas personas, con un mecanismo que sitúa en primera línea de trabajo a la Policía Nacional y la organización ACCEM.

Se puede contactar indistintamente con ambos, encargándose esta última de la supervisión de los trámites y la Policía Nacional de realizar el procedimiento para la obtención del NIE –Número de Identidad de Extranjero–.

El subdelegado ha comentado que se va a procurar realizar el certificado electrónico a estas personas para que la documentación se puedan obtener de manera más rápida.

La finalidad es identificar a las personas y hacer una «tramitación exprés» de la recogida de documentación del país de origen, toma de huellas y registro para expedir el NIE y, a partir de tener acceso a los beneficios sociales y asistenciales, como la sanidad y la educación.

Este documento les permitirá también tener el amparo del resto de instituciones y organismos. Ha apuntado que podrán acogerse a esta atención ucranianos que han tenido que salir de su país desde el 24 de febrero, primer día de la invasión rusa, y también quienes estaban en territorio español en sea fecha y no han podido retornar.

Igualmente, se contempla atender a quienes son de otras nacionalidades, pero tenían el permiso de residencia en Ucrania. Por otra parte, ha aportado el dato que, con anterioridad al inicio de la guerra, tenían 25 expedientes en diferente fase de tramitación para la obtención del NIE en Aragón de ciudadanos ucranianos, que ya se han finalizado.

Otras cuestiones que se van a tener en cuenta son el estado de vacunación de estas personas y el control de los animales que vienen con ellas.

REPULSA

El subdelegado ha comenzado su intervención expresando su «profunda repulsa» a la invasión de Ucrania por una «fuerza hostil» como ha sido el Ejército ruso, que ha generado una situación «indeseable». Ha apremiado a trabajar para la resolución de los problemas «que empezamos a tener en Aragón».

Ha querido trasladar a la ciudadanía la necesidad de pasar a la fase de donaciones económicas, una vez que, gracias a su solidaridad, se han recogido gran cantidad de materiales y se presentan «dificultades logísticas» para hacerlos llegar a los ucranianos. Ha animado a donar a organizaciones reconocidas que operan en el país.

La consejera Broto ha reconocido que la situación que se vive en Ucrania es «dura», producto de la «ocupación de un dictador, que tenemos que denunciar» y que el propósito de su Gobierno es dar atención a todas las personas que llegue a la comunidad autónoma.

«Nos alegra la solidaridad desde cada rincón de Aragón», pero ahora existe «un problema de logística» y «no sabemos qué necesitan» por lo que ha recomendado a la ciudadanía hacer aportaciones económicas a las entidades que se considere oportuno.