Quantcast

Presidente de Junta reivindica Doñana como una «joya» que su gobierno «siempre va a preservar con inversiones»

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha defendido este martes que el Parque Nacional de Doñana es una «joya» del patrimonio natural andaluz que el gobierno que él preside «siempre va a preservar, no con palabras, sino con inversiones».

Así lo ha aseverado el presidente de la Junta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que este martes se ha reunido de manera excepcional en el monasterio de La Rábida (Palos de la Frontera, Huelva), siguiendo el compromiso del Ejecutivo de PP-A y Ciudadanos (Cs) de sacar periódicamente estas reuniones del Palacio de San Telmo de Sevilla.

Al repasar los asuntos tratados en la reunión del Consejo, Moreno ha defendido que, en materia de medio ambiente, Huelva es «patrimonio natural por excelencia de Andalucía y de España», y «alberga una de nuestras joyas», como es el Parque Nacional de Doñana.

Al hilo, el presidente ha remarcado que «este gobierno de Andalucía siempre va a preservar a Doñana, y lo hacemos no con palabras, sino con inversiones que no tienen precedentes».

Al respecto, Moreno ha subrayado que Doñana es «un lugar privilegiado por su variedad de paisaje, su biodiversidad, que requiere de todos los recursos posibles para su conservación y desarrollo futuro».

MÁS DE SEIS MILLONES PARA MEJORAR HÁBITATS DEL ESPACIO NATURAL

De este modo, según ha detallado, el Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de la puesta en marcha del proyecto ‘Actuaciones para la mejora de hábitats incluidos en la Red Natura 2000 y control de efectos externos en el Espacio Natural de Doñana’, por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Se trata, según ha explicado, de un conjunto de trabajos en el marco de la preservación de este espacio, dentro de las líneas que «sustentan la ‘Revolución Verde’ emprendida por la Junta», que cuenta con un presupuesto de 6,6 millones de euros y un período de ejecución de 22 meses.

Estas inversiones permiten realizar labores de restauración de áreas degradadas y la mejora de determinados tramos de los hábitats presentes en Doñana, así como en el ámbito de la Reserva de la Biosfera. De esta forma, se contribuye al mantenimiento de la diversidad biológica, el uso adecuado del medio y las instalaciones existentes en él, además de a la prevención de riesgos externos como incendios o acumulación de residuos.

Concretamente, este proyecto contempla actuaciones como trabajos forestales, de conservación y restauración ambiental paisajística en zonas de Doñana para adecuar las masas vegetales cercanas a edificaciones o próximas a márgenes de senderos, caminos y carreteras.

Asimismo, según detalla la referencia del Consejo de Gobierno, recoge labores destinadas a la eliminación de especies exóticas o a la mejora de las repoblaciones forestales, así como contempla la eliminación y arreglo de vallados permanentes o provisionales de manejo ganadero, la retirada de residuos en la playa del Parque Nacional y el control y mantenimiento de toda la señalización vertical del Espacio Natural.

Para llevar a cabo todos estos trabajos, se dispone de una cartografía de caminos, vías pecuarias, pistas forestales y cortafuegos, que, junto a otras infraestructuras y sistemas de control, se consideran fundamentales para la prevención de riesgos.

A esto hay que sumar que el Espacio Natural de Doñana incluye terrenos forestales «sujetos a una especial protección, vigilancia y actuación por la relevancia de los recursos naturales que sustentan y los valores ecológicos y paisajísticos que contienen». Igualmente, existe una cartografía de detalle de estos terrenos de especial protección, que advierte de los riesgos existentes de incendios, plagas, enfermedades o acumulación de residuos.

UN ESPACIO «PRIVILEGIADO»

Estas actuaciones para la mejora de hábitats de Doñana incluidos en la Red Natura 2000 tienen como objetivo último «la conservación y preservación de uno de los espacios naturales más importantes de toda Europa», según inciden desde la Junta, desde donde subrayan que Doñana es «un espacio privilegiado» dada la variedad de paisajes existentes en su entorno, tales como los extensos pinares de pinos piñoneros y un denso matorral mediterráneo que proporcionan «un hábitat adecuado al emblemático lince ibérico y a diversas especies de rapaces como el águila imperial».

También sobresalen los sistemas dunares, que corren en paralelo a la costa y los humedales, que constituyen medios «muy favorables para el desarrollo de comunidades de aves muy diversas que convierten este enclave en un paraíso desde el punto de vista ornitológico», según concluyen desde el Gobierno andaluz.