Quantcast

Qué es la Nación Omega

Madrid se llena de carteles que se han visto en todos los aparcamientos, marquesinas, fachadas y en estaciones, como la de Atocha o la de Chamartín, los cuales llevan un mensaje que curiosamente despierta la inquietud a los madrileños: “La música corrompe, libera a la sociedad. Madrid por la prohibición música”.

Toda esta prohibición se debió a un decreto de ley por parte de Nación Omega, por ello la lucha y el misterio detrás de los carteles que invitan a silenciar Madrid se resuelve, y tiene que ver con WAH Madrid, un evento musical grandioso, que será este otoño en IFEMA y la lista de espera estará disponible hasta el 8 de septiembre, a las 12 de la mañana.

Se pondrán a la venta las entradas al universo de WAH Madrid, ya que estos carteles sugieren que Madrid, que internacionalmente es de los grandes espectáculos musicales estará en silencio.

La idea es contar con un espacio creado para reivindicar la música y la gastronomía con un show tan grande al estilo de Las Vegas, Berlín y Broadway, aunque habrá eventos gratuitos en Madrid que no te puedes perder en septiembre.

¿Qué es Nación Omega?

¿Qué es Nación Omega?

Nación Omega es un movimiento transnacional que ha conseguido recortar libertades, limitar derechos y manipular a las masas, encontrando en su camino poca oposición. De acuerdo a un nuevo decreto del 1 de septiembre, fija la prohibición de la difusión o creación musical pública o privada, y considerándose la mimas un delito, el cual será perseguido y castigado.

Haciéndose presente ya pequeños grupos subversivos que han ido poco a poco creciendo y desarrollando una red clandestina que es la resistencia global a la prohibición, alegando Mundo Omega que la música corrompe en gran manera a las sociedades, creando mucha distorsión del medio social que habitamos.

¿Desalojados por cánticos inapropiados por medio de esta ley de Nación Omega?

Esta normativa por parte de Nación Omega no se ha hecho esperar los resultados, ya que se han presentado varios seguidores expulsados, toques de atención a la afición o himnos silenciados en los partidos disputados durante la última jornada. En días pasados durante un partido, la música fue  silenciada tanto en el césped como en las gradas, esto causo un silencio en la afición.

La sensación que se origino fue muy extraña y muy distinta, a lo que es  vivir un partido, al menos para los que aman el fútbol, recientemente un grupo de jóvenes animaban a su equipo desde las gradas, estaban cantando coros y silbando. Esto lo estaban esperando desde hace más de un año y de repente llegaron los de seguridad, informando que de acuerdo a la nueva ley de Nación Omega no se podía cantar.

Esto es realmente irrisorio y ridículo, prohibirnos cantar, a lo cual ellos fueron obedientes, pero otros aficionados unos minutos después fueron expulsados por reincidir en cantar el himno de su equipo.

Unidos bajo la red WAH para combatir la ley de Nación Omega

Unidos bajo la red WAH para combatir la ley de Nación Omega

Ya los aficionados, profesionales del sector y clubs de distintas divisiones se unen en un movimiento cuyo objetivo principal es frenar esta ley impuesta por la Nación Omega. Mucho de los principales equipos han hecho un llamamiento en las redes para así conseguir más personas se unan a esta lucha.

Pero por lo momento el mundo futbolístico estará silenciado, pero como integrantes de la red WAH, se espera que la presión sea efectiva y no se tarde en volver a disfrutar del deporte rey como es, y no como Nación Omega espera que sea.

¿Se está alerta ante la prohibición de los himnos futbolísticos por parte de Nación Omega?

Los Clubes, aficionados y profesionales del sector futbolística están bastante inconformes y molestos ante la nueva e inesperada normativa, por parte de Nación Omega, que impide la reproducción de sus canciones emblemáticas dentro de los estadios. Este decreto entro en vigencia el 1 de septiembre, donde la música es silenciada en los eventos deportivos, dentro del campo y en la grada.

La reacción de la fanaticada no se ha hecho esperar, ya que sus himnos es lo que los representa a cada uno de ellos desde su fundación y no cantarlo causa frustración en los aficionados.

Algunos equipos han decidido saltarse la norma de Nación Omega durante el último partido, pero fueron advertidos que la próxima vez, se cerrara el estadio y los partidos serán sin público en las gradas.

¿Qué es lo que prohíbe Nación Omega?

La ley de Nación Omega con su prohibición condiciona la alegría y la diversión de la fanaticada, como se vivirán los partidos a partir de ahora, lo cual puede ser muy negativo para la competencia. De acuerdo al psicólogo deportivo Jesús Rodríguez Martínez, de la Psicología Roma, puede que incluso la capacidad física y emocional de los jugadores se llegue a alterar.

Cuando se escucha el himno antes del partido se despierta un conjunto de sentimiento relacionados con la identidad, unión y pertenencia, además de que se logra experimentar en los jugadores una mayor activación fisiológica, energía extra a la hora de competir. Estos efectos positivos se perderán, ya que con los himnos el nivel de pasión de los jugadores predice el éxito o fracaso del equipo.

¿Qué será de la afición sin sus canticos de animación para su a su equipo, tras la prohibición de la ley de Nación Omega?

El himno y los cánticos representan la unión muy poderosa que empuja a identifica a los jugadores con su fanaticada, así como motiva al equipo a actuar con mayor ahínco antes sus rivales. Hay que ver que tanto afectara esta ley de la Nación Omega en la actuación de los mismos, tal vez volviéndolos más pasivos.

Esta es tan solo una pequeña parte de las prohibiciones contempladas por esta organización Nación Omega, en su ley decretada, la cual ya está contando con las personas que se oponen a la misma, y luchan para que esta no se haga sentir con un peso extremista en los ciudadanos que disfrutan de la música, cantos e himnos en los eventos.