Quantcast

Navarra reitera su apuesta por la plena presencialidad del alumnado en el curso 2021-22

Navarra ha reiterado este miércoles en la Conferencia Sectorial de Educación celebrada en Madrid su «compromiso para garantizar la plena presencialidad» del alumnado en el curso 2021-2022 en todas las etapas y niveles educativos.

En su intervención ante la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, y los titulares de Educación de las Comunidades Autónomas, el consejero navarro de Educación, Carlos Gimeno, ha recordado que desde el pasado mes de mayo la comunidad educativa navarra dispone ya de un Protocolo de Prevención y Organización para el Desarrollo de la Actividad Educativa Presencial para este próximo curso académico que establece las medidas de regulación necesarias para asegurar la atención educativa presencial en todos los niveles y etapas del sistema educativo, independientemente de cada uno de los niveles de alerta por Covid-19.

El protocolo fue trasladado a los centros educativos tras la reunión mixta del día 19 de mayo del Consejo Interterritorial de Salud y la Conferencia Territorial de Educación referente a la Propuesta de Medidas de Prevención, Higiene y Promoción de la Salud frente al Covid-19 para Centros Educativos en el Curso 2021-22.

En una intervención en la que agradecido al Ministerio de Educación la vocación de cooperación institucional, el consejero Gimeno ha resaltado que «Navarra mantiene en el protocolo para el curso 2021-2022 todas las medidas de prevención, limpieza e higiene ya aplicadas en el curso 2020-2021, así como la organización de los centros por sectores».

Igualmente se mantiene la ratio de 20 escolares en Educación Infantil y todas las medidas de refuerzo de personal aplicadas en el curso 2020-2021 en los demás niveles educativos. «Es importante considerar que el mantenimiento de estos recursos», ha explicado el consejero de Educación, «se refiere no solo a ratios en Educación Infantil sino también a otras cuestiones ligadas a la educación y a la inclusión».

En ese sentido, el consejero ha afirmado que «Navarra es la comunidad que mejor proporción alumnado-profesorado tiene (por debajo de un profesor por cada diez alumnos) ligada a programas de inclusión, de docencia compartida, a medidas de refuerzo y apoyo por generación de desdobles y a acompañamientos a los procesos de enseñanza aprendizaje». «Refuerzo no limitado a la reorganización del número de alumnos sino a la extensión y mejora de la equidad, la compensación educativa y la igualdad de oportunidades», ha añadido.

PROTOCOLO

Navarra mantiene asimismo la consideración de grupos de convivencia estable de todos los grupos de Educación Infantil y Educación Primaria, a fin de garantizar la movilidad del alumnado en el aula y la puesta en práctica de programas educativos que así lo requieren.

«Quiero expresar mi reconocimiento a toda la comunidad educativa navarra por el esfuerzo que se realizó el pasado curso, un curso que se sacó adelante sin vacunación pero gracias al buen trabajo de todos», ha indicado Carlos Gimeno. «No vamos a bajar la guardia. Seguimos en un contexto frágil y cambiante pero la experiencia, la previsión renovada, el mantenimiento de medidas y recursos y la vacunación como novedad más relevante generan, conjuntamente con la comunicación de los departamentos de Educación y Salud, un sentimiento de tranquilidad que se une a la confianza que se ha ganado el sistema educativo», ha afirmado.

El consejero ha recordado que ya tienen la pauta completa de vacunación el 17,9% de los jóvenes navarros de entre 12 y 19 años y un 65,5% de ellos ha recibido al menos una dosis. El Departamento de Educación del Gobierno de Navarra ha resaltado que esta apuesta por la educación presencial en las aulas va soportada en un «notable incremento presupuestario» para hacer frente a la excepcionalidad del Covid-19 que el curso pasado ascendió a cerca de 47 millones de euros.

Gimeno ha informado de algunas modificaciones respecto al protocolo anterior que «han sido incorporados a solicitud de los agentes de la comunidad educativa» tras su debate en el seno del Comité Técnico de Coordinación Covid-19 para la Educación, en el que participan varios departamentos del Gobierno de Navarra, sindicatos docentes, apymas y representantes de las direcciones de los centros.

Entre esas modificaciones cabe destacar la posibilidad de compartir objetos en el patio, permitir que el alumnado de Educación Infantil no tenga que llevar mascarilla en el patio, flexibilizar el uso de aulas de desdoble, la posibilidad de que se analice una organización diferente en escuelas rurales de cinco o menos unidades y la inclusión de criterios de ventilación dotando a los centros de medidores de CO2 que les ayuden en el control de la ventilación necesaria. Asimismo, se prioriza que el almuerzo se tome en el patio.

El Departamento de Educación, dada las medidas de prevención en el ámbito de salud pública, plantea de inicio una organización horaria de jornada continua, jornada sujeta a posibles modificaciones, dado que se contará con el plazo del mes de septiembre para poder reorganizar, «con las garantías suficientes», la jornada de los centros educativos, del profesorado y los servicios complementarios de transporte y comedor. Por eso, se prevé la posibilidad de introducir cambios en la jornada en dos momentos concretos del curso escolar, con un procedimiento flexible que no cierra ni descarta una vuelta a la normalidad si la situación epidemiológica lo permite.