Quantcast

Rocío Flores demuestra ante las cámaras la protección a su hermano, David Flores

Cada semana una entrega nueva de la serie-documental de Rocío Carrasco y lo cierto es que además de ella, sus hijos y su expareja siguen siendo protagonistas porque son muchas las preguntas que tenemos al respecto. Además, muchos son los espectadores que quieren escuchar a Rocío Flores defenderse o simplemente contar cómo vivió ella los hechos que ha narrado su madre.

Este sábado Antonio David, Rocío Flores y David Flores acudían a un comunión y se dejaban ver súper felices de estar todos juntos celebrando un día tan especial. Lo cierto es que ninguno de ellos quiso hablar para los medios de comunicación, aunque todos ellos tienen bastantes preguntas que resolver.

Primero Rocío Flores salía de su hogar junto a su pareja y su hermano, David Flores. La joven que siempre ha mostrado una preocupación extrema con su hermano le pedía a la prensa que no preguntaran nada delante de él y protegiéndole le pedía que se metiera en el coche para que los reporteros pudieran hacer su trabajo.

Esto es sin duda una muestra más del respeto y educación que Rocío Flores siempre ha demostrado ante las cámaras de la prensa, que aunque no quiera hacer declaraciones, respeta el trabajo de los medios de comunicación.

Más tarde veíamos como estos mismos llegaban al lugar donde se celebraba la comunión y se abrazaban con sus familiares. Lo cierto es que hemos visto cómo las personas que allí estaban se preocupaban por Rocío Flores preguntándola qué tal estaba y mostrándole todo el cariño del mundo.

Y por último, llegó Antonio David Flores, que no quiso hacer ninguna declaración de cómo se encontraba y no respondía a nada. Y es que cabe recordar que el viernes se pusieron carteles por Málaga con la imagen del excolaborador de televisión y con la palabra ‘maltratador’ algo que fue denunciado en el mismo momento.

Lo que sí que nos ha llamado la atención es cómo Antonio David entra al lugar donde se está celebrando la comunión y no saluda nada más llegar a su hija que se encontraba en la puerta, simplemente se limitaba a seguir andando y hacer como si nada.