Quantcast

Calvo sitúa al feminismo y a la sostenibilidad como ejes del siglo XXI

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha aseverado que el siglo XXI «se la va a jugar» con el feminismo y la respuesta verde al cambio climático, dos asuntos que precisamente están siendo «objeto de una contestación rotunda» desde «posiciones negacionistas» y un «pensamiento ultraconservador».

Lo ha advertido durante su discurso de clausura de la jornada ‘Con voz de Mujer’, organizada por la Cadena Ser Galicia desde el Palacio de Congresos e Exposicións de Santiago de Compostela. En este evento, en el que también ha intervenido el alcalde de la ciudad, Xosé Sánchez Bugallo, Calvo ha participado de manera telemática por los «momentos muy complicados» que propicia la pandemia, si bien ha reconocido que su «intención» era acudir «personalmente».

En su alocución, la también ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática ha situado a la igualdad entre géneros como «asunto más importante de una democracia» actual, al tiempo que ha reivindicado que las mujeres «no necesitan ninguna portavocía»: «Tenemos voz para nosotras mismas».

En este contexto, la dirigente socialista ha hecho un paralelismo entre el feminismo y la «respuesta verde» a la sostenibilidad del planeta, dos asuntos que tratan de «cambiar el mundo conocido» y que por ello se encuentran de frente con el «pensamiento ultraconservador» y el «negacionismo», un movimiento que ha tachado de «una especie de locura mental».

«La democracia se la juega con esto y por eso es tan importante que existan, cada día y en cada momento, foros donde podamos escucharnos», ha proseguido Calvo.

LA DESIGUALDAD «MÁS IMPORTANTE»

La vicepresidenta primera del Gobierno ha valorado los avances en igualdad conseguidos en España, donde «en apenas 42 años de vida democrática» el feminismo se ha colocado en el centro de la «convivencia» y del «sistema político».

Así, Calvo ha aseverado que la desigualdad «más importante» es aquella que «divide a hombres y mujeres», a lo que ha añadido que estas últimas «siempre» pueden ser discriminadas además por otros factores como «ser negras» o «pertenecer a una religión minotiraria».

Por eso, ha apelado a abordar la igualdad «de lo particular a lo general» con la política como «el único instrumento» que tienen los seres humanos para organizarse «de manera colectiva» y «saber que hay asuntos que son de interés común de todos».

«TRÍADA PODEROSÍSIMA» DE MUJERES GALLEGAS

Tras destacar la «tríada poderosísima» de mujeres referentes que tiene Galicia con Rosalía de Castro, Emilia Pardo Bazán y Concepción Arenal, Calvo ha destacado que la «lucha a pie de todas» a lo largo de la historia ha conseguido que el feminismo «forme ya parte de la agenda política de la democracia». Y estos planteamientos, ha añadido, «ya no son un apartado opcional».

«Como somos algo más de la mitad de la población del mundo, ha llegado ya un desarrollo de la propia participación, influencia y empoderamiento de las mujeres que ya no se puede hacer sin nosotras ni contra nosotras», ha explicado.

De esto se ha servido la vicepresidenta para insistir en que la «gran política de la seguridad» de las mujeres frente a la violencia machista debe ser «obligatoria». Además, ha recalcado que no es un asunto «contra los hombres», sino «contra los hombres violentos» de los cuales algunos «se convierten en grandísimos delincuentes cuando asesinan a las mujeres».

Esta política contra la violencia de género es, para Carmen Calvo, algo que «no se puede discutir» ni «debilitar», mientras que tampoco «puede entrar en el combate político» cuando determinadas formaciones «lo debilitan conceptualmente y lo niegan».

Asimismo, la vicepresidenta primera del Gobierno y dirigente socialista ha reivindicado que las políticas de igualdad tienen un «pedigrí ideológico» en el que «no están todas las líneas ideológicas que compiten en la democracia dispuestas a vivirlas y a proponerlas».

«Ahí hay desde quienes se ven arrastrados por estas políticas y no les queda más remedio que aceptarlas y las comparten muy a duras penas, y hasta quienes estamos convencidos en la posición ideológica, que esa es la línea de la democracia del siglo XXI», ha explicado.

DEBATES «ABSURDOS»

Además, posteriormente ha calificado de «absurdos» los debates que buscan «cómo adjudicar a las mujeres, a las feministas y al 8 de marzo algunos de los problemas» actuales como es la pandemia del coronavirus. Frente a todo ello, ha hecho un llamamiento a apoyarse «las unas a las otras» y a «respetar» las diferencias ideológicas.

Por esto mismo, ha agradecido a la Cadena Ser la organización de una jornada con unos foros que son «muy importantes» en un momento en que la política desciende a «fangos poco edificantes», con «debates que se solventan en la superficie de manera frívola y nada interesante».

ALCALDE DE SANTIAGO

La vicepresidenta primera del Gobierno de España ha tenido al alcalde de Santiago como ‘telonero’ para clausurar este evento desde el Palacio de Congresos e Exposicións. El regidor, por su parte, ha incidido en la idea de que «no hay democracia plena si no hay igualdad».

En este sentido, Bugallo ha puesto el foco en que la desigualdad de género es «la que se ha prolongado durante más tiempo» y que «ha sido transversal a todos los continentes y a todos los tiempos».

«Hay países donde la mujer tiene que seguir luchando por temas tan primarios como sacar adelante un carné de conducir o andar por la calle sin estar acompañada», ha lamentado el alcalde compostelano, para señalar que «el camino que queda por recorrer es enorme».