Quantcast

Isabel Gemio, «superada» tras el desgarrador testimonio de Rocío Carrasco

Amiga de Rocío Carrasco desde hace años, y a su lado tanto en los buenos como en los malos momentos, Isabel Gemio se sumaba en sus redes sociales a la oleada de solidaridad pública que se ha desatado a favor de la hija de Rocío Jurado tras sus desgarradoras confesiones en los dos primeros episodios de su serie documental, confesando ser una mujer «maltratada» física y psicológicamente por su exmarido, Antonio David Flores.

Ahora, la presentadora se pronuncia por primera vez tras las demoledoras declaraciones de su amiga Rocío.

– Buenos días, Isabel. Te quería preguntar un poco por la docuserie que ha salido en Telecinco de Rocío Carrasco. Hemos visto que en redes le has dado todo el apoyo y bueno, no solo ahora si no siempre. Me gustaría que me contaras un poco tus impresiones.

– Mira, prefiero no opinar aquí en medio de la calle* Es un tema tan serio, tan grave, tan doloroso que prefiero no tratarlo así, ¿vale? Me vas a disculpar. Yo estoy pensando en hacer un vídeo porque todo me parece muy fuerte y ponerlo en mis redes. Ya he puesto un post y he dicho lo que pienso, y, evidentemente, todo el mundo sabe que yo adoraba a su madre y hasta niña la conozco desde niña* Evidentemente, es todo muy doloroso, todo muy fuerte, no sé como catalogarlo y no sé que haré, si diré algo más, si no diré nada porque que te importa lo que yo diga, pero es todo increíble. Muy doloroso al final.

Me imagino que te quedaste impresionada, no sé si tenías conocimiento de algún caso de todo lo que contó.

– Sí, claro, de parte sí, pero no voy a comentarlo porque todo el mundo opina y es muy fácil opinar. Yo quiero hacer una reflexión un poquito más allá de algunas cosas, pero lo haré por mis redes que para eso están.

– Es un poco complicado porque se juzga mucho el papel de una mujer en este caso.

– Es evidente, sí, sí, y más cosas* Muchas más cosas.

Y mediáticamente también todos hemos sido responsables, ¿no?

– Bueno, algunos, yo no. Yo no me siento responsable. Yo siempre he dicho lo que he pensado y lo que me parece que no puede ser.

– Tú veías ahí que algo no*

– Hombre, algo no, mucho. Pero lo hemos permitido, se ha permitido, yo diré lo que tenga que decir porque no sé, estoy un poco superada.