Quantcast

Minecraft: cómo jugar al original gratis y sin instalar nada

Quizás el juego más influyente de la década pasada fue Minecraft. Este año se cumple el décimo aniversario desde que fue publicado en su versión final. Aunque desde 2009 se pudo jugar en versiones preliminares. A día de hoy, Minecraft ha crecido mucho. Se ha ampliado hasta límites desconocidos. Si llevas varios años sin jugar, seguramente no reconocerás la gran parte de nuevos elementos que Mojang ha ido introduciendo. Pero lo que es cierto es que Minecraft ha resistido el envite de los Fortnite, Among Us o Fall Guys. La gente sigue jugándolo.

Minecraft en su versión original fue desarrollado por Notch, pseudónimo tras el cual se escondía el desarrollador sueco Markus Persson. Este videojuego de construcción nos ponía ante un mundo de formas cuadradas en el que teníamos que sobrevivir. Hay zombis, arañas, creepers y demás criaturas que nos querrán matar. Minecraft es un juego infinito en el que debes conseguir materiales para construir objetos y así mejorar tu equipo. Pero además de ser infinito, también tiene una historia, un final, pero eso lo tendrás que descubrir por ti mismo. Microsoft adquirió el juego en 2014 y a día de hoy se utiliza en algunas escuelas como un instrumento educativo.

Qué es Minecraft

Si te has perdido por el espacio exterior durante los últimos 10 años, te vamos a explicar en qué consiste Minecraft. Aunque sería extraño que tu hijo, tu sobrino o tu primo pequeño no te lo hayan pedido para jugar.

Es un juego de mundo abierto en el que tienes total libertad de acción y forma de jugar. Puedes jugar tanto en primera como en tercera persona. Debes colocar y destruir bloques para construir. Estos bloques son cúbicos y se colocan en un patrón de rejilla.

Cada mundo en Minecraft es recreado de forma aleatoria, pero hay semillas. Estas semillas te permiten jugar en un mundo ya creado. Deberás construir, sobrevivir, minar, construir granjas, domesticar animales… Y todo para eliminar al dragón final.