Quantcast

España, segundo país del G20 que más redujo sus emisiones en 2019

España disminuyó la intensidad de sus emisiones de carbono un 6,5% en 2019, una cifra que le sitúa como el segundo país que más las redujo en relación con los integrantes del G20, solo por detrás de Alemania y muy por delante de la media mundial, que se quedó en un 2,4%.

Así lo recoge el índice PwC Net Zero Economy, que mide los avances de los países a la hora de desacoplar el crecimiento económico de sus emisiones.

Para Pablo Bascones, socio responsable de Sostenibilidad y Cambio Climático de PwC, “la reducción del empleo de carbón en las térmicas, sustituido en gran parte por el aumento del consumo de gas natural en las centrales de ciclo combinado”, explican esta reducción de la intensidad de emisiones en España.

Del mismo modo, señala que la reducción de la producción hidráulica respecto al año anterior ha podido ser compensada con un incremento de la energía solar y eólica. “En cualquier caso, sería necesario casi duplicar el esfuerzo en España si queremos cumplir con la intensidad de emisiones requerida para no superar globalmente los 1,5ºC”, ha indicado.

A NIVEL GLOBAL

Ya a nivel global, PwC Net Zero Economy destaca, entre otros datos del documento, que en 2019, los combustibles fósiles siguieron dominando el mix energético, y un 57% del consumo fue de gas natural y de petróleo. Además, las emisiones de CO2 relacionadas con la energía aumentaron un 0,5%, ya que el consumo mundial de energía se incrementó en un 1,3%.

Además, recoge que, por primera vez desde 2016, en 2019 se registró un descenso (del 0,6%) en el consumo de carbón. En cambio, se produjeron aumentos en el consumo de petróleo (0,8% de crecimiento) y de gas natural (2% de crecimiento). En cuanto a las renovables, y a pesar del crecimiento récord de la eólica (12,1%) y la solar (23,8%), solo representaron el 11% del consumo mundial de energía.

Finalmente, destaca que los países que establecieron cuarentenas durante el Covid-19 experimentaron, de media, una disminución del 25% en su demanda de energía semanal. Como resultado, se espera que las emisiones a nivel mundial en 2020 se reduzcan en torno a un 7%.