Quantcast

Las autoescuelas digitales crecen frente a las tradicionales

Los obstáculos a la formación presencial derivados de las restricciones frente a la COVID en conjunción con unos precios más baratos están impulsando a las autoescuelas digitales frente a las tradicionales, algo que se refleja en el incremento del porcentaje de nuevos alumnos que se decantan por la vía online.

Un volumen de matriculaciones que aumenta exponencialmente

Así, según estudios de empresas del sector como Onroad se estima que desde que se declaró la emergencia sanitaria el volumen de negocio de las autoescuelas online ha aumentado un 172%, habiéndose triplicado el número de matrículas, lo que pone de manifiesto que los jóvenes en edad de sacarse el carné de conducir ya no ven Internet exclusivamente como el sitio donde obtener test DGT gratis.

Desciende el número de aspirantes a obtener el permiso de conducir pero no la percepción de su utilidad

Todo ello en medio de una tendencia a la baja en el número de aspirantes a sacarse el carné de conducir cada año, que en la actualidad suponen la mitad que en 2009, cuando se apuntaron a las autoescuelas más de un millón de personas.

Pero esta drástica reducción, enraizada en múltiples factores entre los que tienen un gran peso los demográficos, no implica que la generación Z tenga una percepción distinta sobre la utilidad del permiso de conducción, ya que según el estudio anteriormente referido hasta un 85% de encuestados que todavía no estaban en posesión del carné consideraban que su consecución sería fundamental o muy importante para insertarse en el mercado laboral.

El alto coste de las autoescuelas físicas en un contexto de crisis

El problema que afrontan los aspirantes en medio de un contexto de crisis sanitaria y económica es el alto coste que supone sacarse el carné de conducir en España por la vía clásica, es decir acudiendo a una autoescuela tradicional, algo que puede suponerle al candidato entre 1.200€ y 1.500€ en función del número de prácticas que realice y las veces que tenga que examinarse (según datos de la DGT más de la mitad de los alumnos repiten el examen práctico en al menos dos ocasiones).

El considerable ahorro que ofrecen las autoescuelas digitales

En cambio, matricularse en una autoescuela online supone de media una rebaja de aproximadamente el 40% con respecto al coste de una tradicional, que forzosamente ha de repercutir en sus tarifas los gastos bastante onerosos derivados de todo lo que implica disponer de un local: alquiler, pago de suministros, gastos de mantenimiento y limpieza, impuestos municipales, etc.

Una manera de enseñar mucho más acorde para las nuevas generaciones de nativos digitales

Con todo, las ventajas de las autoescuelas digitales no se circunscriben tan solo a cuestiones económicas, ya que ofrecen un modelo de formación mucho más flexible, que facilita que el alumno pueda compatibilizarlo con otras actividades laborales o académicas. Además, aprender de manera online es mucho más atractivo para las actuales generaciones de nativos digitales, que tienden a ver los viejos patrones de enseñanza presencial como algo extraño a su hábitat cultural.