Quantcast

Vox no revela líderes internacionales que hablan sobre censura en redes para no “ponerles en la diana”

Vox ha rehusado este lunes dar los nombres de los ‘líderes internacionales’ con los que está hablando el presidente del partido, Santiago Abascal, buscando alianzas para intentar combatir la censura en redes sociales como Twitter. El portavoz del Comité de Acción Política, Jorge Buxadé, ha preferido no desvelar sus identidades para “no ponerles en la diana” y evitar que sus cuentas sean clausuradas, como le ha ocurrido al todavía presidente estadounidense, Donald Trump, tras el asalto al Capitolio.

Durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de su partido, Buxadé ha vuelto a denunciar lo que considera un “ataque brutal” de las grandes tecnológicas a la “libertad de opinión, expresión y política”.

“Las ‘bigtec’ no pueden convertirse en policías globales del pensamiento”, ha proclamado, quejándose de que se clausuren cuentas como la de Trump, pero se permita, según ha dicho, el acceso a sus servidores de “talibanes, terroristas y numerosos dictadores”. “Esto es sólo censura al disidente, al que denuncia una nueva forma de gobernanza mundial que pretende acabar con la democracia tal y como la conocemos”, ha añadido.

¿DE QUÉ SIRVEN LOS PARLAMENTOS?

En este contexto, se ha preguntado de qué sirven los gobiernos, los parlamentos y las constituciones si “un grupo de multimillonarios, oligarcas y plutócratas con la oligarquía de las agencias internacionales se permiten el lujo de decirlo que es verdad y mentira”.

Para luchar contra lo que en Vox denominan “policía global del pensamiento”, Abascal ha iniciado ya contactos con varios líderes internacionales, pero cuya identidad, de momento, no van a desvelar para, en palabras de Buxadé, “no ponerles en la diana”.

Preguntado si Vox a abierto algún tipo de reflexión interna sobre la conveniencia de mantener vínculos con el entorno de Trump tras el asalto al Capitolio, Buxadé ha contestado que no tienen por qué hacerla porque ellos no son responsables de esos actos. Tampoco ha querido explicar si atribuyen algún grado de responsabilidad al aún presidente.

Eso sí, ha admitido que “muchísimas cosas” de las que ha hecho Trump les parecen “muy buenas”. “No vamos a dejar de defenderlas y de decirlo”, ha indicado, citando la recuperación económica y la “batalla cultural”. A su juicio, precisamente porque estaba “ganando esa batalla cultural con la libertad y la razón de su lado”, las tecnológicas le han aplicado la censura.

CASADO “MIENTE VILMENTE” Y NO ENTIENDE LO QUE PASA

Además, el dirigente de Vox se ha referido al hecho de que el líder del PP, Pablo Casado, les haya acusado de no haber condenado al asalto al Capitolio. Desde su punto de vista, el presidente ‘popular’ “sigue confundiéndose de adversario y de enemigo” cuando hace estas afirmaciones y no “entiende lo que está sucediendo”.

Asimismo, le ha acusado de “mentir vilmente” al decir que Vox no ha “condenado actos de violencia” y le ha retado a condenar él los que sufrieron afiliados de Vox durante la campaña de las elecciones vascas y gallegas y ahora sufren ante las catalanas.

En cualquier caso, ha dejado claro que la actitud de Casado no variará un ápice el apoyo de Vox a los gobiernos que el PP tiene con Ciudadanos en Andalucía, Murcia y Madrid. “Los españoles pueden estar tranquilos”, ha remachado.