Quantcast

Cómo cultivar lechuga en tu casa

La lechuga es un tipo de hortaliza que se caracteriza por ser muy fácil de cultivar en casa, ya que se puede adaptar a muchos espacios y a contenedores. Esta posee múltiples cualidades, entre estas se pueden mencionar que son muy buenas por contener vitaminas A, B, C y E.  También son buenas en antioxidantes y bajas en carbohidratos, entre otros beneficios más.  En este artículo aprenderás la forma de como cultivar lechuga desde la comodidad de tu casa.

Esta se caracteriza por ser una hortaliza en la que se puede encontrar muchas variedades. Se pueden conseguir desde su forma, color, tamaño y sabor. En el mundo se pueden cosechar cientos de variedades de lechugas, que van desde Lollo Rossa, Vulcan, Cherokee, Jericho, Radicchio, entre otras más. Lo importante es que aprendas a cómo cultivarlas de una manera fácil y sencilla.

Solo debes de tomar en cuenta las recomendaciones y pasos que se establecen en este artículo.

Siembra de la lechuga en casa

siembra de lechuga

La lechuga se caracteriza por ser una de las hortalizas más fácil de cultivar en casa, ya que esta tiene la opción de adaptarse a diferentes espacios y climas. Solo se necesita medio sol y un suelo que sea rico en nutrientes, este tiene que ser bien drenado. En este caso, se puede una mezcla de tierra negra con un de tierra de hojas. Las semillas de la lechuga son completamente alargadas, estas pueden ser de color café oscuro o claro.

Existen muchas formas para cultivar las lechugas en casa, para cultivarlas lo puedes hacer de forma directa o por trasplante. Si optas por la siembra directa de la lechuga, solo debes de utilizar camas de cultivos o algunos contenedores como huacales. La mezcla del suelo debe de tener unos buenos nutrientes como materia orgánica y un drenaje eficiente. Se tiene que nivelar bien el suelo y proceder a trazar surcos pequeños a lo largo del contenedor, con una separación entre ellos de 8 cm.  Luego agregamos las semillas y cubre con la tierra, después procede a regar con agua.

Si optas por la siembra de trasplante, se debe de tener un semillero o contenedor que tenga una buena mezcla del suelo con materia orgánica. Se deben hacer orificios y colocar las semillas de la lechuga, luego cubre con tierra y procede agregarle agua al semillero.  Las plántulas comenzarán a salir a los 6 días y estarán listas para el trasplante cuando aparezca el segundo par de hojas verdaderas. 

Cuidados que se deben de tomar para el cultivo de lechuga

cuidados de la lechuga

Para el cultivo de lechuga en casa se deben de tomar en cuenta los siguientes cuidados:

  • Se debe mantener la humedad del suelo para que el desarrollo de la lechuga sea el adecuado. No se deben de sobresaturar para evitar cualquier problema de enfermedades, ya que las plántulas son muy sensibles. Si estas pierden la humedad, se secarán de una manera rápida en un ambiente que sea caluroso.
  • Puedes proceder a cubrir las plantas con agrovelo para evitar cualquier plaga, también ayuda a mantener las temperaturas durante todo el invierno.
  • Trata de revisar cada vez que puedas las plantas para evitar posibles daños por plagas o enfermedades. Lo recomendable sería hacerlo semanalmente revisar las plantas de la lechuga.
  • Debes de eliminar todas las hojas que están en malas condiciones o enfermas.
  • La lechuga puede sembrarse junto con la zanahoria o pepino, no habrá ningún problema si lo haces. También se puede sembrar con la fresa, rábano, col y betabel.

Plagas y enfermedades que se pueden conseguir en estos cultivos de estas hortalizas

plagas y enfermedades

Las tres principales plagas que se pueden conseguir en el cultivo de lechuga son los pulgones, babosas y caracoles. Para tratar de prevenir estas plagas que se mencionaron anteriormente solo debes de seguir las siguientes recomendaciones:

  • Los pulgones se caracterizan por ser insectos que se alimentan de la savia de las plantas, estos pueden contener enfermedades que pueden transmitirla a las plantas. Estos se pueden encontrar en el envés de las hojas o en el punto de crecimiento. Para controlar este tipo de plaga, puedes lavar la hoja de la lechuga con agua fría, debes de frotar cuidadosamente para no lastimar la planta.
  • Otras de las opciones es regar agua con jabón biodegradable en las hojas. También puedes utilizar los insectos Catarina, ya que estos son beneficiosos debido a que pueden devorar más de 20 pulgones por días.
  • Los caracoles y babosas suelen aparecer por el exceso de la humedad, estas se esconden cerca del tallo o en los puntos de crecimiento de la planta. Una de las formas de retirarlos es con la mano, pero existen otros miles de formas de cómo hacerlo.

Cosecha y almacenamiento de este cultivo

cosecha de este cultivo

La recolección de la lechuga dependerá de la técnica que se haya utilizado para su cultivo. Se debe regar bien las plantas en el día anterior y cosechar solamente en el periodo de la mañana. Una de las técnicas para cosechar las lechugas es eliminar todas las hojas exteriores, de esta forma se puede cosechar paulatinamente. La cosecha se tiene que realizar con el uso de unas tijeras o cuchillos, es para poder cortar la hoja de la lechuga. Se tiene que dejar unos 3 cm para que estas puedan volver a brotar nuevamente.

Después que se hayan cosechado las lechugas, deben de lavarse con mucha agua fría y dejar escurrir. Luego se pueden almacenar en una bolsa para que guarden toda su humedad, estas pueden durar hasta dos semanas. Dependiendo de la técnica que se haya utilizado en la cosecha, se debe de tener en cuenta que para que mantengan sus cualidades. La lechuga debes de mantener su humedad y también puedan respirar sin ningún problema.

Consejos para el cultivo de la lechuga

consejos para cultivar lechuga

Para cultivar una lechuga en casa sin ningún problema, observa los siguientes consejos:

  • Puedes utilizar como contenedores envases de yogurt, leche, entre otros.
  • Coloca mulch alrededor de todas las plantas, esto ayuda a mantener la humedad y el crecimiento de las malezas.
  • Para obtener las semillas de la lechuga, solo debes dejar por lo menos 20 lechugas que sean de la misma especie.