Quantcast

¿Cómo Lograr Reformas de tu Hogar Exitosamente?

Reformar tu hogar siempre es una buena opción, siempre y cuando cuentes con el asesoramiento adecuado y un equipo de profesionales que saben lo que están haciendo. De este modo podrás tener la certeza de que tu visión será convertida en realidad.

Asumir un proyecto de renovación es una experiencia desafiante y gratificante. Pero a diferencia de la construcción de una nueva casa, con una renovación nunca se comienza con una página en blanco.

Como tal, reformar una casa puede ser complejo y existe la probabilidad de que surjan problemas y gastos imprevistos, por lo que estar bien preparado es clave para reformas Madrid exitosas. Para ello es de utilidad tener en cuenta algunos factores para hacer que tu proyecto de reforma te proporcione los resultados deseados.

Realizar los planes preliminares a la renovación

Para que el proyecto de reforma en general sea culminado óptimamente es elemental planearlo con antelación y así a la vez estarás evitando gastos adicionales que son completamente innecesarios. Para lograrlo se sugiere que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Ten en mente objetivos realistas: Nadie renueva su cocina, menos toda su casa, en solo dos semanas. Sin embargo, los programas caseros en la televisión pueden dejarnos con la impresión de que las reformas se pueden realizar de forma rápida. Lo ideal es que consideres por qué deseas la reforma y qué problema solucionarás en teoría. Responde estas preguntas y tendrás una idea mucho mejor de lo que debe hacerse y del presupuesto que puedes pagar.

 

  • Obtén múltiples opiniones: Nunca te conformes con los presupuestos de reformas de un contratista de la primera visita. Además, debes informarte muy bien, pregunta qué cubre el contrato y cómo manejan la comunicación en curso y los problemas potenciales (recuerda, las sorpresas pueden significar costos adicionales, por lo que deseas un plan claro de cómo se manejará esto, antes de que suceda).

 

  • No tener un presupuesto limitado: Siempre hay costes adicionales. Eso es porque la planificación de la reforma del hogar siempre tiene una pequeña parte de incertidumbre. Para evitar arruinar el presupuesto de tu hogar, debido a costos de renovación inesperados, agrega un fondo de contingencia. La mayoría de los contratistas sugieren agregar un 10%, pero los proyectos más grandes pueden necesitar un fondo de contingencia del 20%. Comunícate con tu contratista para comprender mejor lo que podría cubrir este dinero adicional.

Tips para llevar a cabo reformas de calidad

Si ya tienes en mente realizar la renovación integral de tu hogar o de algún ambiente en específico como la reforma cocina entonces te debes preparar adecuadamente para empezar. Es ideal contratar reformistas de renombre para manejar el trabajo completo, pero esto no implica que no debas contribuir, de hecho, si te prepararas para la reforma ayudarás a minimizar las molestias y harás que todo el proyecto sea más fácil para ti y los reformistas. Por lo tanto, los tips a continuación te serán de gran utilidad:

  • Investiga y familiarízate con las tareas involucradas en el proyecto. Incluso si estás contratando a otra persona para que haga las tareas, debes ver videos instructivos. Toma nota de qué tipo de herramientas y suministros se utilizarán. Lee también los consejos de seguridad. Cuando te prepares para cualquier proyecto que requiera algún tipo de limpieza, ten a mano una toalla húmeda y toallas de papel.

 

  • Si estás planeando reformar un solo dormitorio, es posible que debas preparar otro lugar para dormir. Para proyectos muy complejos, consulta con los reformistas para averiguar si tu casa será habitable o si tú y tu familia deben encontrar otro lugar para quedarse hasta que se complete el proyecto.

 

  • Cuando se trata de reformar la cocina, es posible que desees crear una cocina temporal en algún otro lugar de la casa con un mini refrigerador, idealmente cerca de una fuente de agua. Mantén los platos en otro fregadero o usa platos y utensilios desechables. Encuentra un lugar para guardar lo esencial, como servilletas, condimentos, paños, bolsas de basura, jabones para lavar platos, etc.