Quantcast

Ábalos dice que las palabras de Iglesias sobre monarquía son “opiniones”

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha asegurado que las declaraciones del vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, sobre la monarquía son “juicios de valor y opiniones” y ha defendido que el PSOE “respeta las instituciones más allá de cómo nos sintamos”.

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha pronosticado este sábado que “muchos ciudadanos se van a preguntar si son monárquicos y republicanos” durante el tradicional discurso de Nochebuena del rey Felipe VI. Además, ha asegurado que Unidas Podemos “debe seguir empujando hacia esa identidad republicana”, que en su opinión es ya “mayoritaria”, frente a los que ya plantean “abiertamente” que “no todos son iguales ante la ley” y “los que dicen ‘¡Viva el Rey!’ como una forma de expresar su deseo de que no haya cambio”.

En declaraciones a los medios, Ábalos ha subrayado que “lo importante” es que en el PSOE “sepamos cómo somos, un partido con valores republicanos pero que respeta el marco constitucional, no en el sentido de defender una súper ley, sino en el de que la constitución es un gran pacto democrático y social, y no hace falta que nadie nos lo diga”.

“Ese es el sentido del constitucionalismo, el respeto a los derechos de las personas, la división de poderes, el amparo social y el PSOE, más allá de los valores que tenga, es fundamentalmente un partido constitucionalista y lo somos del primer artículo hasta el último, incluso en los de la reforma”, ha manifestado.

El también secretario de Organización del PSOE ha subrayado que “respetamos las instituciones pero no porque nos veamos obligados, sino porque nos lo creemos de verdad”. En esta línea, ha defendido que el PSOE “es el único partido grande que queda vivo del pacto constitucional”.

“Que digan lo que quieran. Nosotros respectamos la jefatura del Estado que existe, más allá de cómo nos sintamos nosotros”, ha afirmado, al tiempo que ha asegurado que “lo que piensan los españoles es otra cuestión”. “Cualquier pensamiento y acción que responda a un pensamiento se ha de limitar al marco legal”, ha finalizado.