Quantcast
sábado, 30 enero 2021 20:36

El plan de Florentino para forrarse y fichar a quien quiera. “Todos fuera”

Una de las cualidades más importantes que está demostrando el Real Madrid durante estos partidos tras el parón es el amplio fondo de armario que posee. Zidane a podido organizar los duelos variando mucho las alineaciones, esto es gracias a los buenos jugadores que tiene a su disposición, pero este hecho puede ser un factor muy bueno tanto para el presidente de la entidad, Florentino Pérez, como para el equipo de cara al futuro y todo por la gran cantidad de dinero que generaría con la venta de los menos utilizados.

Ver a grandes jugadores en el banco en cada partido le da pistas al mandatario para saber cuales son los elementos que más tiempo el estratega francés coloca en el campo y por ende, también de los que estaría dispuesto a desprenderse. Con eso a la vista ya tiene en mente a cuales futbolistas pondrá en el mercado para forrarse en dinero y así invertir en nuevos jugadores para fortalecer la plantilla. Muchos son de verdad de talla mundial, por lo que la pasta que se obtendrá será increíble.

Marcelo

Marcelo es un referente en su puesto

Con el Madrid el lateral brasileño se ha convertido en uno de los referentes mundiales en su posición. Pese a sus dificultades defensivas (que nunca ha podido mejorar) en el aspecto ofensivo muy pocos lo superan y es por eso que con Zidane siempre ha sido un fijo. Sin embargo, esta temporada Mendy le ha comido la tostada y ahora ha visto como sus minutos han disminuido considerablemente. Ademas, con la posible vuelta de cedidos como Achraf o Reguilón (si a final no se van) sus minutos pueden disminuir aún más. Pese a que ha declarado infinidad de veces que quiere seguir en el Madrid, en la Juventus Cristiano lo recibiría con mucho cariño y por unos 20 millones de euros todo puede cerrarse.

Otros futbolistas como Modric, Reguilón, Jovic o Mariano también están en la picota y se podrían sumar a unas ventas que, unidas a las ya mencionadas, generarían cerca de 400 millones de euros, una cifra estratosférica para que el equipo pueda invertir en el futuro. El mercado se acerca y aunque se vienen tiempos de crisis en el mundo del fútbol, por el coronavirus, Florentino sonríe porque tiene muchas joyas a disposición para ponerlas en venta.