Quantcast

Sobrevive la bebé que nació con el peso de una lata de refrescos

Isabella Evans, la niña que llegó al mundo de manera prematura tras 24 semanas de gestación, ha logrado salir adelante tras haber pasado seis meses en el hospital.

Evans nació con un peso de 340 gramos, el mismo que el de una lata de refrescos. Tenía muy pocas probabilidades de salir adelante, de hecho los médicos le dieron tan solo un 5% de posibilidades de sobrevivir. En el momento de su nacimiento se convirtió en el recién nacido más pequeño alumbrado en el Reino Unido en los últimos 15 años.

“Siendo realistas, no debería estar aquí. Hubo tantas veces que podríamos haberla perdido. Pero nunca dejó de pelear”, dijo su madre Kym Brown, de 25 años de edad, al ‘Daily Mail’.

Tras el parto, la pequeña fue envuelta en plástico de burbujas para preservar su calor corporal, y fue incubada para que pudiera respirar con normalidad. Una semana después, los médicos descubrieron que tenía en intestino perforado y fue sometida a dos intervenciones. A pesar de ello, Isabella no se rindió.

La niña fue dada de alta poco antes del día de Navidad y en la actualidad tiene un peso de 6,200 kilogramos, dentro de los estándares normales.

“Gatea, empieza a ponerse de pie, y tiene un gran apetito. Es increíble lo que ha logrado”, recalcó la orgullosa madre.