Quantcast

El Gobierno no comenta desde Sevilla las necesidades de Andalucía

El Gobierno celebró este viernes la reunión del Consejo de Ministros en Sevilla pero para evitar acusaciones formales de electoralismo ante la convocatoria del próximo 2 de diciembre ha evitado referirse a las necesidades de Andalucía.

En la rueda de prensa posterior, la ministra de Educación y portavoz, Isabel Celaá, no quiso hablar de cuestiones regionales pese a que en el Consejo de Ministros se aprobaron medidas que afectaban a Andalucía. «No hablo de ninguna de esas cuestiones porque tenemos abierto el periodo electoral», indicó Celaá desde el atril cuando se le formularon dos preguntas: una sobre las ayudas para reparar los daños causados por el último temporal en Andalucía y otra sobre la reforma de la financiación autonómica.

Del primer caso dijo que todavía está en estudio la declaración como zona afectada por una emergencia para los municipios afectados por el temporal en Andalucía pero también en Cataluña, Levante y Aragón. Ya se había advertido a los periodistas que la ministra portavoz no respondería a cuestiones andaluzas para no inclumplir la ley. Cuando a principios de octubre se conoció esta iniciativa de trasladar el Consejo de Ministros la sombra de las elecciones andaluzas el 2 de diciembre ya estaba.

El Gobierno se agarró al artículo 50.2 de la ley de régimen electoral que dice que «desde la convocatoria de las elecciones y hasta la celebración de las mismas queda prohibido cualquier acto organizado o financiado, directa o indirectamente, por los poderes públicos que contenga alusiones a las realizaciones o a los logros obtenidos, o que utilice imágenes o expresiones coincidentes o similares a las utilizadas en sus propias campañas por alguna de las entidades políticas concurrentes a las elecciones».