Quantcast

Tu piel se rebela: Enfermedades que se pueden agravarse en verano

En verano es casi seguro que surjan enfermedades en la piel o se acentúen las ya existentes, a pesar de los innumerables cuidados previos a los que nos sometemos. El calor y el sudor, el agua del mar y el cloro de la piscina tienden a incrementar los síntomas de las enfermedades de la piel.

El sol es el principal enemigo de una piel sana, de allí que los cuidados previos a la exposición al sol sean de vital importancia, al igual que una correcta higiene, la hidratación y la fotoprotección mientras estamos expuestos a él.

Existen enfermedades de la piel que pueden agravarse cuando se exponen al sol sobre todo durante el verano, y por ello queremos decirte cuales son los cuidados que debes tomar antes de exponerte al sol. A continuación te mencionamos cuáles son esas  enfermedades de la piel que suelen agravarse durante el verano.

Recomendaciones

Algunas recomendaciones
Algunas recomendaciones

Todos esperamos con ansias en verano, después de un largo año de trabajo duro deseamos podemos descansar cerca del mar o la piscina, pero hay que considerar ciertos aspectos antes de exponernos al sol, porque el verano podría dejarnos consecuencias graves.

Lo primero que debemos evitar es la exposición al sol entre las 11.00 y las 16.00 y cuando lo hagamos debemos utilizar filtros elevados y protección solar. Debemos mantenernos hidratados, ya que al estar expuestos al sol sudamos y perdemos líquidos, usar ropa cómoda y muy ligera, y sobre todo, descansar.

Las consecuencias más importantes originadas por las enfermedades de la piel, están asociadas a los efectos psicológicos por los daños estéticos que suelen ocasionar, sobre todo en las mujeres y en los niños.

Lo positivo, es que el noventa por ciento de estas enfermedades se pueden prevenir si adoptamos las medidas necesarias, utilizar los filtros solares es la principal medida de protección,  el sol no se debe tomar a la ligera, puede ocasionar mucho daño en la piel y no solo superficial, sino que puede producir cáncer, que como sabemos es una enfermedad que puede llegar a ocasionarnos incluso la muerte.

La recomendación es a disfrutar el verano, pero con moderación, el sol puede ser nuestro aliado o nuestro enemigo, nosotros tenemos la última palabra.