Quantcast

Andalucía espera que la norma para eliminar la mascarillas en colegios se active el viernes

La Comisión regional de la Junta de Andalucía para el seguimiento de las medidas Covid en las aulas decidirá este jueves si elimina el uso de las mascarillas en recreos y patios de colegios, después de que el Gobierno haya eliminado su obligatoriedad en espacios abiertos, medida que se ha publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE), de forma que, si la región acuerda retirarlas, la Consejería de Educación y Deporte «espera» que entre en vigor a partir del viernes.

«Yo espero que a partir del viernes, si esa es la decisión que se toma en la comisión del jueves«, ha dicho la viceconsejera de Educación, María del Carmen Castillo, en una entrevista en Canal Sur Radio.

La viceconsejera ha explicado que en la Junta tienen una instrucción para los centros que establece que el alumnado tiene que estar siempre con mascarilla, basado en un acuerdo anterior del Ministerio y de las comunidades autónomas. Ahora bien, si ese criterio se ha cambiado, y «parece que se ha cambiado, que eso es lo que aparece en el BOE y es lo que ha dicho la ministra (de Sanidad, Carolina Darias), entiendo que en la comisión de mañana se va a tomar esa decisión y entonces mandaremos instrucciones a los centros para que todos los centros adopten el mismo criterio«, ha apuntado.

Preguntada por Galicia, región que va a mantener las mascarillas en el recreo, la viceconsejera ha señalado que por eso misma ella es «prudente» y la decisión se tomará en la comisión creada al respecto, donde la Consejería de Educación con la de Salud y Familias se reúnen, consensuan, toman la decisión y se lleva a los centros educativos.

«Yo no me quiero adelantar, por eso mañana a primera hora hay una reunión de esa comisión y, en cuanto se tome esa decisión, se mandará a los centros educativos«, ha insistido.

Preguntada sobre qué podría pasar si un centro quiere mantener la mascarilla pero la Junta decida que no hace falta, ha respondido que los centros han cumplido «a rajatabla» las instrucciones emitidas hasta ahora. «Si nosotros cambiamos esas instrucciones, no creo que haya ningún director que quiera establecer esa medida«, ha apuntado.

Sobre guardar la distancia entre los menores, a nivel estatal se ha acordado que no es necesaria la mascarilla en espacios abiertos, salvo aglomeraciones, y «yo nunca diría que un recreo es una aglomeración«, ha añadido.

«Igual que determinaron en su momento, estuviéramos de acuerdo o no, que todos teníamos que llevar mascarilla en la calle, ahora han cambiado el criterio porque entenderán que las condiciones sanitarias lo permiten. Entonces, yo que soy de confiar en los profesionales, pues pienso, si dicen que podemos hacerlo, lo hacemos«, ha agregado.

La viceconsejera ha señalado que sobre el reparto de mascarillas FPP2 que se hace para colectivos vulnerables, ha apuntado que «hay centros que han facilitado a sus profesionales esas mascarillas FPP2 cuando era necesario por la especial vulnerabilidad«, pero que, por norma general, se utiliza en los colegios «la que Salud determina que es la adecuada para el entorno, que es un centro educativo, no es un centro de residencial para personas mayores, no es un centro hospitalario, es un centro educativo«. «Confío en los profesionales, si dicen que esta mascarilla es suficiente, lo será«, ha agregado.

ESCOLARIZACIÓN 2022/2023

Preguntada por las perspectivas de escolarización para el próximo curso, ha señalado que le «encantaría tener perspectivas más halagüeñas» porque «sería un buen síntoma» tener más solicitudes, pero, en los último años, sobre todo desde 2015, la tendencia de la incorporación de alumnado a los centros en tres años es a la baja, con una disminución de alumnado tanto en Infantil como en Primaria por la baja natalidad, algo que «incluso ya está empezando a tener efecto en Secundaria«.

«La previsión que tenemos es que va a haber menos solicitudes otra vez de año porque hay menos niños empadronados. Eso es una cuestión que no es discutible«, ha lamentado.

Sobre las causas, ha argumentado que hay un «problema preocupante» a nivel de empleo y eso va retrasando la decisión de la paternidad y de incorporar niños al sistema, «que no llegan hasta que no nacen, y para que nazcan las familias necesitan estabilidad económica y estabilidad«.

Así pues, «creo que en Andalucía vamos en el buen camino en ese sentido de mejora de las condiciones y yo espero que una mejora de las condiciones socioeconómicas haga que tengamos mayor tasa de natalidad«, ha concluido.