Quantcast

Jordi Sànchez presenta una demanda de conciliación a Casado previa a la querella

El secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ha presentado una demanda de conciliación al líder del PP, Pablo Casado, como requisito procesal previo a la interposición de una querella por un delito de calumnias y/o injurias y por acusarle de haber destrozado un coche de la Guardia Civil en septiembre de 2017.

En un comunicado de Junts, aseguran que Sànchez pide al líder del PP que se retracte de sus declaraciones en rueda de prensa y en las redes, y que lo indemnice con 24.000 euros que destinará a entidades de defensa del catalán.

Todo ello después de que el viernes pasado, Casado preguntara en una acto si se puede tolerar que haya profesores con instrucciones para no dejar ir al baño a niños porque hablan en castellano o que a los hijos de la Guardia Civil y la Policía Nacional se les señale en clase y se diga que no pueden estar integrados, y acusara a ERC, Junt y la CUP de permitirlo con el apoyo del PSC.

Tras ello, Sànchez presentó una querella contra Casado por delitos de odio, calumnias e injurias, y posteriormente fue cuando el líder del PP dijo: «Un señor que ha sido condenado a 9 años de cárcel, que ha destrozado un coche de la Guardia Civil y se ha subido con un megáfono a instigar a la violencia contra las administraciones del Estado a mi no me va a dar lecciones de legalidad ni de democracia».

Para Junts, las afirmaciones de Casado son constitutivas de un delito de calumnias propagadas con publicidad en base al Código Penal, y en el texto de la demanda se recuerda que las palabras del presidente del PP «contradicen los hechos declarados probados por la sala 7 penal del Tribunal Supremo» en la sentencia sobre el 1-O.

El partido también advierte de que, en caso de que Casado no acceda a la demanda de conciliación, la defensa de Jordi Sànchez tiene previsto seguir adelante con la querella.