Quantcast

Podemos compara el contrato de Neurona con consultorías de PSOE y PP

La defensa de Podemos ha comparado el contrato de 363.000 euros que firmó con la consultora mexicana Neurona con las consultorías contratadas por el PSOE y el PP en el marco de las elecciones generales de abril de 2019 para pedir el archivo de la investigación que se sigue en el Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid.

Así consta en un escrito presentado este miércoles ante la Audiencia Provincial de Madrid, en el que la formación ‘morada’ pide que se archive de la causa sin esperar al informe que el juez Juan José Escalonilla encargó para determinar cuánto costaron los trabajos de Neurona a Podemos.

El partido liderado por Ione Belarra ha defendido que tras dar «un simple vistazo a varias fuentes públicas y a los datos de los informes del Tribunal de Cuentas» queda en evidencia que «en absoluto parece irrazonable el precio pactado con Neurona».

Podemos ha destacado los trabajos realizados para el PP por la consultora The Messina Group por 290.000 euros, para la ejecución de los servicios de campaña digital; y por Publyck Worldwide SL por 411.900 euros, para las elecciones generales del 28 de abril de 2019.

Asimismo, ha hecho referencia al contrato que firmó el PSOE con la consultora Atelier Espora SA para las elecciones al Parlamento Europeo por un importe de 64.998 euros.

«Según consta en diversas fuentes públicas, esta sociedad es filial de otra empresa mexicana que a su vez habría sido contratada junto con la empresa Neurona por el Gobierno de Bolivia para trabajos como el diseño de la estrategia de comunicación de dicho Estado y potenciar las redes sociales», ha señalado.

Además, ha subrayado los servicios contratados por el PSOE para las elecciones generales de abril de 2019. Según ha precisado, consta en fuentes públicas que los socialistas contrataron «La Agencia de Publicidad que tiene por nombre Kitchen SL», aunque en este caso no figura el monto del contrato.

En el marco de su defensa, Podemos ha insistido en que el juez Juan José Escalonilla, en el auto en el que acordó practicar el informe para determinar si hubo o no sobrecostes en los trabajos de Neurona, «no establece ni la pertinencia ni la utilidad de las meritadas periciales, ni su relación con el inicial objeto de la instrucción».

COMPARACIÓN DE PRECIOS

Ya en julio, en un recurso de reforma presentado contra la decisión del magistrado, la formación aseguró que, si se seguía adelante con la intención de sumar a la investigación una «auditoría económica de los servicios prestados» por Neurona, se debía requerir información al resto de partidos políticos sobre las consultoras contratadas para las elecciones del 28 de abril de 2019.

Ahora, ante la Audiencia Provincial de Madrid, ha indicado que si se hace la pericial sería necesario «hacer un informe de mercado que constate en términos comparativos una horquilla de los precios normales, medios o habituales en la contratación de las consultoras electorales de los partidos políticos». A su juicio, de no ser así, se estaría «asumiendo que la pericia estará absolutamente alejada de la realidad del mercado, por lo que será nulo su valor probatorio».

La defensa de Podemos ha remarcado que los peritos deberán contar con «la información comparativa que se remita desde el Tribunal de Cuentas y de los representantes electorales» para «valorar si el precio contratado con Neurona se ajusta a lo que otras consultoras de servicios análogos o similares han facturado en esas mismas campañas electorales a otros partidos políticos».

PETICIÓN DE ARCHIVO

De todas formas, el partido ‘morado’ ha defendido que «no consta en la causa ni un solo testigo que haya arrojado dato objetivo alguno ni sobre una presunta simulación de servicios ni sobre ningún indicio de irregularidad patrimonial o financiación irregular».

A su juicio, la investigación no ha evidenciado ningún hecho objetivo de ningún indicio de financiación irregular, de desviación patrimonial irregular o de cualquier otro elemento fáctico con el que poder acreditar alguna irregularidad en la contratación con Neurona.

En este sentido, Podemos ha asegurado que, «llegados al estado actual de las actuaciones y vistos los recursos económicos, materiales y humanos incurridos en el esclarecimiento de los hechos», procede el archivo del procedimiento.

«No hay necesidad ni justificación de acordar pericial alguna al haberse acreditado la existencia de los trabajos objeto del meritado contrato, careciendo por tanto del supuesto elemento indiciariamente objeto de la instrucción, que era la posible simulación del mismo y la supuesta irregularidad de su contratación», ha señalado.