Quantcast

Aragonès afirma que «no entendería» que Sánchez no esté en la mesa de diálogo de septiembre

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado este lunes que «no entendería» que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no esté en la reunión de la mesa de diálogo del mes de septiembre.

«No concibo una reunión en la que no esté el presidente del Gobierno español. Sabe la importancia que tiene esta mesa», ha asegurado en una entrevista de TV3, en la que ha señalado que en las conversaciones con el Gobierno central no se le ha trasladado que no vaya a estar y ha recordado que parte de los miembros del Ejecutivo ha cambiado respecto al primer encuentro de la mesa de diálogo.

Preguntado por si cree que la mesa estaría fracasando si Sánchez no participa, Aragonès ha contestado que «hay tanta gente que quiere que esta mesa fracase», que no quiere añadir un elemento más.

El jefe del Ejecutivo catalán ha asegurado que están en conversaciones con el Gobierno para acabar de definir un día y que están debatiendo entre dos fechas concretas de la semana del 13 de septiembre, pero ha avisado de que lo importante es «recomenzar» este diálogo tras la pandemia y el cambio de Govern.

Así, ha defendido la necesidad de «revalidar» el acuerdo entre las dos partes para que se ratifique el reconocimiento del conflicto en Catalunya y que lo que se acuerde se debe someter a votación de la ciudadanía catalana.

También ha dicho que la delegación catalana que vaya a esta reunión se decidirá en los próximos días dentro del Ejecutivo catalán y que será «una delegación de Govern».

REFERÉNDUM Y AMNISTÍA

Aragonès ha insistido en que el Govern llevará el referéndum y la amnistía como propuestas para superar el conflicto y ha advertido de que, si el Gobierno no da una salida democrática a la situación en Catalunya, habrá inestabilidad: «O se da una solución democrática o volverán a haber momentos de inestabilidad».

«O esto se encarrila y se permite que esta apuesta y este margen de confianza tengan sentido, o en el día de mañana, y no sé en qué forma será ni quién lo hará, si nosotros como Govern o una nueva generación al frente del movimiento independentista, nosotros no renunciaremos a la independencia», ha avisado.

Asimismo, ha apuntado que la sociedad catalana seguirá movilizándose y que el Gobierno de Pedro Sánchez debe cumplir el acuerdo de investidura con ERC que contemplaba la creación de la mesa de diálogo: «Si no se cumple, es evidente que todo salta por los aires», ha dicho tras ser preguntado por si harían caer al Ejecutivo central.

Preguntado por si convocará el Acuerdo Nacional por la Amnistía y la Autodeterminación antes de la reunión de la mesa de diálogo, Aragonès ha explicado que se está trabajando en el grupo promotor, formado por ERC, Junts y la CUP, y que quiere que sea un «acuerdo sólido» que vaya más allá de una foto, por lo que puede requerir más tiempo.

Además, ha llamado a la ciudadanía a movilizarse en la manifestación de la Diada del 11 de septiembre, siempre manteniendo las precauciones sanitarias ante la pandemia, y ha defendido que en esta movilización «pueda quedar muy claro que en esta mesa de negociación Catalunya pide referéndum y amnistía».

MAYORÍA INDEPENDENTISTA

Pese a las críticas de dirigentes de Junts a la estrategia del diálogo con el Gobierno, Aragonès ha subrayado que el Govern está unido y que, aunque pueda haber posiciones con matices diferentes, la estrategia de negociación será «una sola».

Sobre los Presupuestos de la Generalitat de 2022, ha reiterado que su objetivo es reeditar la mayoría de la investidura, es decir, obtener el apoyo de la CUP y ha garantizado que serán unas cuentas «coherentes» con los acuerdos que permitieron formar el Govern.