Quantcast

Rafael Rebolo: «La conversación con profesores es la mejor forma de despertar el interés de la ciencia en jóvenes»

El astrofísico Rafael Rebolo, profesor de Investigación en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y director del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), considera que «la conversación con los profesores es la mejor forma de despertar el interés de la ciencia entre los jóvenes».

Rebolo participa esta semana como ponente en el Aula de Verano Ortega y Gasset de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), a la que asisten 80 de los más brillantes expedientes académicos de Bachillerato y Formación Profesional y en la que aborda la ‘Exploración del Universo: del Big Bang a los agujeros negros y los exoplanetas’, ha informado la institución académica en nota de prensa.

A su juicio, «oportunidades como ésta» es la mejor forma de despertar la vocación científica en los jóvenes. «Poder conversar directamente con profesores es la mejor forma de despertar el interés por la ciencia», ha señalado el astrofísico, que destaca que «este ambiente distendido, sin evaluación, solo disposición de explicar» es una posibilidad para «abrir sus mentes».

Unas mentes que, según dice, «se han puesto a trabajar» durante su ponencia, basada en «un breve recorrido por caminos abiertos en el estudio del universo», entre los que destaca la existencia de sistemas exoplanetarios y los fenómenos de alta energía como las supernovas.

La conversación de Rebolo con los jóvenes estudiantes del Aula Ortega ha girado en torno a algunas de sus investigaciones más destacadas como, por ejemplo, los exoplanetas. Estos cuerpos son planetas en la órbita de una estrella diferente al Sol y una de las partes más importantes de su investigación es la de aquellos planetas análogos a la Tierra.

Rebolo cree que «necesitamos saber si la Tierra es el único lugar donde se ha desarrollado vida». Para ello, cabe investigar los exoplanetas análogos al nuestro con la intención de «influir en la forma en que vemos nuestra posición como especie». Y la primera lección que debemos sacar de ello es la de cuidar nuestro planeta», dada la «dificultad de encontrar vida en otros lugares», concluye.

Otro punto central de su investigación son los agujeros negros y su distorsión del espacio-tiempo. «Son una oportunidad extraordinaria para comprender la materia, el tiempo y el espacio» afirma el astrofísico, que define los agujeros negros como «un espacio de unos 15 kilómetros que puede concentrar 10 veces la materia del sistema solar».

Así, indica que los fenómenos que se aprecian en el Sistema Solar pueden verse «mucho más reforzados» en los agujeros negros, de cara principalmente a confirmar los principios de la Teoría General de la Relatividad.

La teoría del Big Bang también ha sido un tema importante, basado en las investigaciones de Rebolo sobre el Fondo Cósmico de Microondas, una radiación electromagnética que cubre el universo. Según Rebolo, el estudio de este fenómeno es «la mejor herramienta que tenemos para entender los primeros instantes del universo».