Quantcast

Sálvame: la colaboradora que se ha quedado casi en la ruina

Los seguidores habituales de Sálvame habrán sido más de una vez testigos de la doble moral del programa. Especialmente en lo relativo a los temas económicos. El ejemplo más flagrante quizás fueron las críticas lanzadas por Kiko Hernández a David Broncano por las preguntas habituales que este lanzaba a sus invitados en La Resistencia, en las que pueden elegir entre responder a cuántas relaciones han mantenido en el último mes o cuánto dinero tienen en el banco. 

A Kiko Hernández no le gustaba nada que Broncano preguntas por el dinero, algo que considera muy comprometido. Totalmente indignado decía “»Me parece una indecencia, luego dicen de ‘Sálvame’, pero a mí me parece una indecencia preguntarle a alguien cuánto dinero tiene…» Y, sin embargo, no le parece indecente el trato que su propio programa da a una de sus colaboradoras como es Chelo García Cortés.

Quiero Dinero la sección que ideó Sálvame para tantear los límites de Chelo

La colaboradora de Sálvame que está casi en la ruina

Y desde Sálvame han sabido sacarle partido a esa necesidad de dinero por parte de Chelo. Incluso crearon una sección nueva llamada “Quiero Dinero” en Sálvame Tomate en la que le proponían diversas pruebas a los participantes que podrían llegar a ganar 5000 euros por llevarlas a cabo.  En la práctica, podemos decir que eran humillaciones en toda regla con las que trataban de explorar hasta donde estaba dispuesta a llegar. 

Incluso construyeron un polígrafo, al que pusieron de nombre Kopérnica, “una máquina capaz de decir si alguien miente y de traducir sus emociones”

En su primera participación, Chelo consiguió el dinero. Pero para ello tuvo que, comenzar con una prueba en la que ganaba 100 euros y consistía en limpiar el baño de caballeros. En la segunda prueba ganaba 400 euros y tenía que demostrar que era la autora del libroYo acuso”. Ella dijo que había escrito una pequeña parte, mientras el grueso lo había escrito Jesús Locampos.

Con la tercera pregunta ganaba 1000 euros y le ganó el enfado de Kiko Hernández, pues se le preguntó si había deseado alguna vez  que se hiciera pública una información que acabaría con la carrera de Kiko Hernández y que ella no se atrevía a dar. Chelo lo negó, pero Kopernika determinó que mentía. Después venía el reto de mostrar su ropa interior. Y por último, la pregunta de “¿Has hecho el amor con tu mujer Marta pensado en Isabel Pantoja?” que no dudó en responder diciendo que : “No, no necesito pensar en nadie cuando estoy con mi pareja, tengo una atracción total por ella. Isabel Pantoja no me ha atraído nunca, me gustan rubias”.