Quantcast

Irene Rosales e Isabel Pantoja: los ‘zascas’ que se han mandado a través de la televisión

El conflicto entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko (y por alusiones con Irene Rosales), parece no tener fin, y aunque la relación entre ambos parece definitivamente rota, lo cierto es que está siendo muy rentable para todas las partes. Recientemente el primogénito de la tonadillera cortaba definitivamente el último y débil hilo que le unía a su madre, después un año entero de disputas en los platós y en la prensa rosa. El DJ cerraba al fin la compra de la venta de su parte de Cantora con un grupo financiero por algo más de un millón y medio de euros. La empresa compradora podría estar planeando la construcción de un complejo hostelero para celebraciones como bodas, bautizos y comuniones, además de ofrecer un Museo de Paquirri. Un proyecto con el que Kiko se muestra encantado y dispuesto a colaborar.

LOS DARDOS ENVENENADOS DE ISABEL PANTOJA

Tras meses de comentarios, indirectas, reproches, pullitas y zascas, este movimiento cerraría cualquier posibilidad de reconciliación entre madre e hijo. En toda esta tempestad han salido salpicadas de manera indirecta Isa Pantoja y Anabel, y más directamente Irene Rosales que, sin comerlo ni beberlo, ha terminado convirtiéndose en objetivo de muchos golpes en medio del conflicto, siendo acusada incluso de ser la responsable de la ruptura del vínculo entre Isabel y Kiko. Y aunque al principio Irene no se mostraba muy de acuerdo con el proceder de su marido, ha estado ahí siempre al pie del cañón, dispuesta a responder a todos los dardos envenenados de su suegra.