Quantcast

Le preguntamos a Irene Rosales por su dolorosa decisión de abandonar la televisión

Visiblemente afectada por la presión mediática que ha tenido que soportar desde que estalló la guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja y cansada de tener que estar dando la cara por su marido ante los numerosos conflictos familiares que ha protagonizado en los últimos meses, Irene Rosales ha dicho basta. Por sorpresa y confesando que no está bien, la colaboradora anunciaba este domingo en directo que ha tomado una dolorosa pero necesaria decisión en estos momentos. «Me voy a apartar de la televisión», desvelaba la sevillana entre lágrimas, confesando que «estoy de bajón por un cúmulo de cosas; lo de mis padres, lo de Kiko… He querido llevarlo todo adelante pero ya no puedo más» y señalando que deja la pequeña pantalla para intentar recuperarse anímicamente.

Una decisión muy meditada que por el momento no tiene vuelta atrás, aunque Emma García ha dejado la puerta abierta a un futuro regreso de la que se ha convertido en una de las colaboradoras más queridas de ‘Viva la vida’. «Recupérate, sánate y las puertas las tienes abiertas para regresar», le decía la presentadora, emocionando a Irene al reconocer que había sido «un descubrimiento» y había trabajado «muy a gusto» con ella durante estos años.

Mucho más entera de lo que cabía esperar tras esta dura decisión, Irene llegaba al hotel en el que se aloja cuando viaja a la capital por motivos profesionales y, muy tranquila aunque sin poder ocultar un deje de tristeza en sus ojos, confesaba estar «bien» tras tomar una de las decisiones más dolorosas de su vida. Asegurando que se lleva «muchos» amigos de su etapa en ‘Viva la vida’, la mujer de Kiko ha evitado sin embargo confesar si esta marcha repentina de televisión es algo definitivo o si, por el contrario, se plantea regresar en un futuro próximo.