Quantcast

Cómo hacer la auténtica horchata de chufa casera paso a paso

La horchata de chufa es una de las consentidas por toda la familia para refrescarse durante las épocas de calor veraniego; esta es una bebida que aparte de ser sumamente refrescante, es altamente nutritiva, lo que la hace la compañera ideal para todo momento.

Durante el verano solemos pensar en bebidas que sean frescas y que nos permitan disfrutar en familia o con los amigos. En caso de tener una reunión entre amigos y preparar unas ricas brochetas de cordero, seguramente la bebida ideal sea una sangría bien fría. Sin embargo a la hora de una merienda a media tarde o como refrescante regular, nada más fresco y nutritivo que una rica horchata.

Acompañada de unos buenos fartons o unos ricos muffins que puedes hacer en tan solo 15 minutos, la horchata de chufa será una increíble opción para merendar. La horchata suele ser preparada con materia prima diferente en cada país, hay algunos que eligen hacerla con cebada, con arroz, otros tubérculos, frutos secos o semillas. La horchata es una leche vegetal sumamente deliciosa y otorga muchísimos nutrientes.

Esta rica bebida es común encontrarla en todos los anaqueles durante los meses de verano; sin embargo, al ser industrializadas suelen contener un exceso de conservantes y endulzantes artificiales. Hacer la horchata de chufa en casa no tiene por qué ser complicado, puedes disfrutar de todo el proceso y disfrutar de su frescura y sabor.

Horchata de chufa casera paso a paso

Horchata estas son las mejores del supermercado

Para preparar esta refrescante bebida los valencianos la tienen sencilla, pues conseguir chufa en Valencia es sumamente fácil; aun así sin importar el sitio en el que te encuentres, puedes adquirir chufas ecológicas de excelente calidad para hacer esta rica horchata.

Ingredientes para 2 litros de horchata

chufa
  • 500 gramos de chufa
  • 2 litros de agua
  • 150 gramos de azúcar pulverizada

Preparación

La preparación de la horchata de chufas no tiene por qué ser complicada, sigue este sencillo paso a paso.

Paso 1: Remoja las chufas

remojo

En un bol grande coloca las chufas a remojar durante 24 horas. Las chufas suelen ser delicadas, si el calor está sumamente fuerte, es aconsejable que el remojo se haga en frío para evitar su rápida fermentación. Puedes meter el bol con las chufas a remojar dentro de la nevera para evitar complicaciones.

Paso 2:  Triturar

licuado

Una vez transcurridas las 24 horas de remojo, es el momento de triturar las chufas con el agua y el azúcar pulverizada en un robot de cocina. En caso de no tener robot de cocina, puedes utilizar una batidora; eso sí, debe ser potente para poder triturar lo mejor posible las chufas.

Paso 3: Colar la preparación

colado

Es momento de colar la preparación, para ello ayúdate con un colador muy fino que permita retirar todas las impurezas de la horchata, el resultado debe ser una bebida bastante líquida pero con algo de espesor.

Paso 4: Colar nuevamente con un lienzo 

prensar

Seguramente la horchata de chufa contendrá aún algunas impurezas, para terminar de eliminarlas, pasa la bebida por un lienzo o paño limpio.

Paso 5: Sirve y disfruta

Cómo hacer la auténtica horchata de chufa casera paso a paso

Verifica el toque de dulzor y si deseas añadir un poco más, añádelo. Sirve en una jarra y llévala a la nevera, al momento de disfrutarla sírvela en vasos con hielo. Sencillamente rica y fresca.

La horchata de chufa puede durar perfectamente refrigerada hasta una semana, es importante tener presente en todo momento la temperatura, si la sacas de la nevera y vuelves a guardarla varias veces, estas fluctuaciones pueden dañarla.

Si lo deseas, puedes endulzar la horchata con dátiles y de esta manera hacerla aún más nutritiva y saludable.

Esta receta de horchata es la adaptada a la forma en que se prepara en Valencia, sin embargo, muchos le añaden ramas de canela y conchas de limón durante el remojo.

Curiosidades sobre la chufa, la reina de las horchatas saludables

Compromís pide sacar zumos y horchatas del impuesto a las bebidas azucaradas

1.- La horchata de chufa es tan nutritiva que de hecho la NASA la ha catalogado entre los sistemas de soporte vital bioregenerativos, considerándola como con alto potencial para sus futuras misiones espaciales.

2.- La chufa no solo es deliciosa en la horchata, con ella también se preparan harinas, helados y puede ser un snack de alto valor nutritivo cuando se le consume cruda.

3.- La producción de la chufa es exclusiva de Valencia y de hecho está protegida por el Consejo Regulador de Origen, que garantiza la calidad de este tubérculo.

4.- La chufa aporta una gran cantidad de minerales como: calcio, magnesio, potasio, sodio y zinc; gracias a ellos contribuye a la salud de los huesos y dientes, mejora los procesos de coagulación sanguínea, es magnífica para los músculos y nervios, refuerza el sistema inmune y es sumamente energética, por lo que su consumo está recomendado al momento de realizar actividad física.

5.- Cuando consumes una rica horchata de chufa, brindas a tu organismo de las vitaminas: E, C y del ácido fólico que necesitas. Favoreciendo la producción de colágeno, de glóbulos rojos y protegiendo las membranas celulares. La chufa es un potente antioxidante que además contribuye a la producción de las hormonas sexuales.

6.- El consumo de este tubérculo está sumamente recomendado durante el embarazo. La chufa contribuye en la formación de las membranas celulares y neurotransmisores del feto, aporta proteínas, vitaminas y minerales que resultan de fácil digestión para la madre.
7.- Para los veganos, la horchata de chufa es un increíble sustituto de las leches de origen animal. Es más saludable y aporta todos los nutrientes necesarios.