Quantcast

La pandemia ha acelerado la digitalización financiera en la vida cotidiana

La pandemia ha provocado una aceleración de la digitalización en la vida cotidiana, lo que ha supuesto un alivio financiero para muchas familias, según han destacado varios expertos en la segunda jornada de EduFinSummit 2021, un evento organizado por BBVA.

El acceso a los servicios financieros y la brecha digital han sido los principales temas que se han abordado en la segunda sesión y en la que han participado el director de Asuntos Regulatorios del Institute of International Finance (IIF), Andrés Portilla, en el papel de moderador; y el jefe de la División de Conectividad, Mercados y Finanzas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Juan Antonio Ketterer.

Además, también ha intervenido la economista principal del Grupo de Investigación para el Desarrollo del Banco Mundial, Leora Klapper; y la asesora principal en Género del Fondo Monetario Internacional (FMI), Ratna Sahay.

En concreto, para estos expertos, no cabe duda de que la pandemia ha provocado una aceleración de ciertas tendencias, como la digitalización. “Las personas han recibido sus pagos de emergencia por parte de los gobiernos”, ha confirmado Leora Klapper. “Estamos hablando de remesas y de usuarios que han abierto nuevas cuentas para hacer transferencias digitales”, añadió.

A pesar de los obstáculos, el impacto del uso creciente de los canales digitales para la entrega de ayudas y financiación a los ciudadanos por parte de los gobiernos ha sido favorable, según los ponentes. Así, Klappler ha explicado que gracias a estos pagos ha habido familias que no han tenido que pedir dinero y los trabajadores han aprendido a hacer sus pagos digitales.

Por otro lado, otro de los participantes en el debate, Juan Antonio Kettener, del BID, considera que la adopción de los canales digitales no ha sido tan determinante, ya que es algo que se había detectado antes de la pandemia: “En la región de Latinoamérica, existe lo que denominamos la maldición de la cuenta corriente vacía: se abre la cuenta y tiene un balance positivo el primer día. El dueño retira el dinero y empieza a pagar con billetes. Esta cuenta no tiene movimientos más allá de la primera retirada”.

Este tipo de comportamiento hace que los usuarios no tengan un historial de crédito que les dé un acceso a productos financieros, ha afirmado el experto.

LAS ‘FINTECH’ PUEDEN AYUDAR A QUE LA DIGITALIZACIÓN SEA INCLUSIVA

Por otro lado, el papel de los proveedores de servicios financieros es fundamental para hacer que la digitalización financiera sea más inclusiva y segura, sobre todo en un contexto de pandemia. En ese sentido, Ratna Sahay ha destacado el papel de las ‘fintech’: “Son empresas pequeñas y dan apoyo reforzando el conocimiento financiero de los clientes”.

Según esta experta del FMI, la inclusión no sólo mejora el crecimiento económico sino que además reduce la desigualdad de forma significativa. “La inclusión y la estabilidad financiera pueden ir de la mano”, reiteró.

Los participantes en la mesa redonda han coincidido en que es necesario que las personas se incorporen a las finanzas digitales, pero para conseguirlo deben recibir la educación y habilidades financieras necesarias. “La mejor forma de aprender es la experiencia”, afirma Klapper, quien indicó que la tecnología ayuda a desarrollar las capacidades financieras.