Quantcast

La AVT lamenta la «semana de pasión» de acercamientos, incluido ‘Txapote’

La Asociación Víctimas del Terrorismo ha lamentado este viernes la «semana de pasión» para las víctimas que a su juicio ha provocado el Ministerio del Interior al acercar a 11 presos etarras en los últimos cuatro días, quedando únicamente por trasladar a 23 internos de la organización terrorista.

A través de un comunicado, la AVT ha criticado que el departamento que lidera Fernando Grande Marlaska no haya dado «un respiro» a las víctimas ni siquiera en Semana Santa. «Esta es la sensibilidad que tiene el Gobierno de Sánchez hacia nuestro colectivo», han lamentado, señalando que para el Ejecutivo «es más importante contentar a sus socios de gobierno que respetar a las víctimas».

«No tenemos calificativos ni palabras para expresar el enorme dolor que estos acercamientos suponen para nuestro colectivo. No entendemos cómo no sólo se han traspasado todas las líneas rojas, sino que semana tras semana nos transmiten la sensación de que nuestras peticiones en política penitenciaria significan un cero a la izquierda para este Gobierno», han señalado.

En este sentido, desde la asociación han cargado contra los criterios seguidos por el Ejecutivo a la hora de acercar a presos de ETA, puesto que Javier García Gaztelu, ‘Txapote’, «nunca ha mostrado ni una pequeña muestra de arrepentimiento» y tampoco «ha colaborado con la Justicia».

«Esto deja en evidencia que los criterios a la hora de conceder estos permisos son completamente nulos, no existen, los marcan los pactos de Gobierno del Señor Sánchez y sus socios», han apuntado.

DENUNCIAN TRASLADOS SIN PROPUESTAS DE LAS JUNTAS DE TRATAMIENTO

Además, desde la AVT han explicado que dos de los etarras van a ser trasladados sin la propuesta de las juntas de tratamiento de las prisiones, con lo que ascienden a 27 los casos en los que se han realizado traslados sin esta propuesta. La asociación ha denunciado que «incluso en algunos de ellos, en contra del criterio de estas juntas de tratamiento, algo que se comenzó a producir el pasado mes de noviembre y desde entonces viene siendo una práctica habitual cada semana».

Según la asociación de víctimas, con el traspaso de la competencia de prisiones al País Vasco «en el horizonte, el Gobierno está acelerando estos traslados a prisiones propias de esta región». En total, han señalado, «ya son 36 los etarras que duermen en cárceles de esta comunidad autónoma sin ni siquiera haber colaborado con la Justicia, firmando unas cartas tipo de arrepentimiento con la única finalidad de ser recompensados con el traslado cerca de sus domicilios».

«Dentro de pocas semanas podremos hablar de «sobrepoblación de presos etarras» en las cárceles propias y próximas al País Vasco, y de un vacío total en las prisiones del sur del país», han augurado.

Por ello, la AVT ha advertido de que estarán «vigilantes» ante el tratamiento penitenciario de los presos etarras a partir de ahora y «para ver en qué se materializa este traspaso y si se limita a una cuestión de pura gestión material de las prisiones y si también tendrá efecto en las juntas de tratamiento de los centros penitenciarios».

En lo referido a los traslados de este miércoles, la AVT ha puesto el foco en la figura de ‘Txapote’, condenado en 2006 a 29 años de prisión como autor del asesinato de Alfonso Morcillo Calero. Ese mismo año fue condenado a 30 años por el asesinato de Gregorio Ordóñez Fenollar. También, en 2006 fue condenado a 33 años de prisión como autor del atentado que acabó con la vida de Mariano de Juan Santamaría.

OTROS CUATRO PRESOS ACERCADOS, ADEMÁS DE UN INTERNO DE LOS GRAPO

En julio de 2006 fue condenado a 82 años de cárcel como autor del asesinato de Fernando Múgica Herzog. Además, fue condenado a 50 años de cárcel como responsable del asesinato de Miguel Ángel Blanco Garrido. En 2009, fue condenado a 46 años como responsable del asesinato de José Ignacio Iruretagoyena Larrañaga.

También fue condenado a 30 años por ordenar el asesinato de José Luis López de la Calle. En 2011, fue condenado a 105 años de prisión por su participación en el atentado que asesinó a Fernando Buesa Blanco y a Jorge Díez Elorza. En 2011 la Audiencia Nacional le condenó a 60 años como autor del asesinato de José Javier Múgica Astibia.

En 2011 la Audiencia Nacional le condenó a 75 años como autor del atentado que acabó con la vida de Irene Fernández Perera y de José Ángel de Jesús Encinas. En 2012, la Audiencia Nacional le condenó a 30 de prisión por el asesinato de Enrique Nieto Viyella. En 2019, la Audiencia Nacional le condenó a la pena de 33 años como autor responsable del asesinato de Máximo Casado Carrera y de un delito de daños con finalidad terrorista.

‘Txapote’ también fue condenado a 24 años de prisión por tratar de asesinar al Diputado general de Álava Ramón Rabanera, a 19 años de prisión por intentar asesinar a José Ramón Recalde, a 18 años de prisión por el atentado contra discoteca Txitxarro en Deba el 10 de septiembre del 2000.

Otra de las trasladadas es Irantzu Gallastegui Sodupe, condenada a 30 años de prisión por la preparación del atentado que costó la vida de Fernando Múgica Herzog. Además, fue condenada a 50 años de cárcel como autora del atentado que asesinó a Miguel Ángel Blanco Garrido y a 46 años por el asesinato de José Ignacio Iruretagoyena Larrañaga.

Por su parte, Aitor Olaizola Baseta fue condenado por la Audiencia Nacional a 75 años de prisión como responsable del atentado que acabó con la vida del agente de los Mossos d’Esquadra Santos Santamaría Avendaño.

Otro de los acercados, Javier Zaballo Beitia, fue condenado a 72 años de prisión por el intento de asesinato de un concejal del PSE en 2001 y los delitos de estragos, incendio, tenencia de explosivos y de armas prohibidas. Asimismo, fue condenado por la colocación de un coche bomba en el aeropuerto de Málaga en julio de 2001 que no llegó a explotar.

El último preso etarra acercado, Ángel María López Anta, fue condenado a 20 años de cárcel por formar parte del ‘comando Bolueta’, encargado de recopilar información sobre posibles objetivos. Se le acusó de intentar asesinar en enero de 2001 al edil del PSE de Arboleda (Vizcaya) Martín Martínez.

203 PRESOS TRASLADADOS, 171 DE ETA Y 83 CON DELITOS DE SANGRE

En cuanto al preso del GRAPO que verá mejorada su situación penitenciaria, Israel Clemente López, fue condenado a 79 años de prisión por el asesinato de la empresaria Ana Isabel Herrero Izquierdo, el 6 de febrero de 2006 en Zaragoza. También fue condenado a 30 años de cárcel por herir de dos disparos al director de una sucursal bancaria de Castellón tras haberle retenido para atracar la caja fuerte de la entidad, el 16 de marzo de 2006.

El propio Clemente fue condenado a 29 años de prisión por los delitos de integración en banda terrorista, robo con intimidación y detención ilegal por retener a un empleado de sucursal bancaria para posteriormente robarla el 7 de marzo de 2007.

Con los de este miércoles, el balance de trasladados se eleva a 203, 171 de ellos etarras, y teniendo 83 de ellos delitos de sangre. Además, 48 de ellos han sido trasladados a cárceles en el País Vasco o Navarra y se han concedido un total de 18 terceros grados. Los trasladados de los GRAPO ascienden a cuatro, todos ellos con delitos de sangre.

«Desde la AVT ya estamos más que cansados de solicitar explicaciones al Ministerio del Interior, que semana tras semana nos demuestra algo que ya sabíamos, la poca sensibilidad y empatía que tiene este Gobierno con las víctimas del terrorismo», han señalado, asegurando que su «sentimiento de impotencia y humillación» no hace sino que acrecentarse.