Quantcast

Monedero aporta al juez un historial de vuelos para acreditar sus trabajos con Neurona

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero ha aportado al juez que investiga la presunta financiación irregular del partido un historial de vuelos a México y otros países, así como declaraciones tributarias por los más de 26.000 euros que cobró de la matriz mexicana de Neurona, a fin de acreditar que trabajó para la consultora política, en contra de lo que sospecha el instructor del caso, que cree que ese dinero fue una comisión para que el partido contratara a la empresa.

El titular del Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, trata de averiguar a qué se deben los 26.200,31 euros que, según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), Monedero cobró el 25 de enero de 2019 de Neurona Consulting –la matriz mexicana de la empresa española Neurona Comunidad, a la que Podemos contrató para la campaña electoral de 2019– por supuestos servicios de consultoría política.

Monedero los justificó en su momento con una factura con fecha de 30 de diciembre de 2018 por valor de 30.000 dólares bajo el concepto de «300 horas de consultoría presencial Buenos Aires, México y Colombia», lo que implica que habría viajado a dichos países.

El ex dirigente ‘morado’ entregó al juez, el mismo día de su declaración como imputado en el caso ‘Neurona’, una serie de documentación con la finalidad de demostrar que hizo el trabajo. Entre esta documentación consta un historial de operaciones de Iberia que refleja los billetes de avión emitidos a Monedero durante 2018, incluidos tres viajes de ida y vuelta a México, dos vuelos a Argentina, uno a Colombia y otro a Brasil.

No obstante, Escalonilla solicitó a la Embajada de México en España que comprobara si su Sección Consular había expedido un visado a nombre de Monedero. «Sobre el particular, se hace de su conocimiento que no existe en esta oficina registro de atención de trámite y/o expedición documental de visa a ese nombre», ha comunicado la legación diplomática al juez, en un fax del 22 de marzo.

Según la información ofrecida por el Ministerio de Asuntos Exteriores español en su web, es posible viajar a México sin visado para realizar una actividad profesional de corta duración siempre que se esté empleado y retribuido en otro país. Así, explica que sería el caso de un trabajador de una empresa española retribuido en España. Pero, para realizar actividades remuneradas en México, siempre es necesario visado, aclara la diplomacia española.

DECLARACIONES TRIBUTARIAS

Monedero también aportó una serie de correos electrónicos con Andrea Edlin López, una de los dos socios de Neurona Consulting, en los que le plantea facturar por horas, proponiendo 300 horas «con un costo medio de 100 dólares la hora».

«Aunque excede de las 300 horas, creo que es una manera de poder medir el trabajo realizado», le explica Monedero en un ‘email’ del 29 de diciembre de 2018, adjuntando el detalle de las horas de trabajo imputables a cada país.

López le contesta dos días después para indicarle que quedan «en espera» de recibir la factura, facilitándole para ello los datos de la empresa. Ya en enero DE 2019, el día 13, Monedero le remite un archivo de Excel titulado ‘Factura Neurona’.

El cofundador de Podemos entregó asimismo una declaración de IVA y la declaración anual de operaciones con terceras personas por los 26.156 euros recibidos de Neurona.

SOSPECHAS DE UNA «FACTURA FALSA»

Tanto el juez como la UDEF sospechan que sería una «factura falsa» y se basan en tres motivos: que las labores de consultoría son un concepto habitual en facturas falsas porque es un servicio difícil de comprobar; que solo figura como emisor Neurona Consulting cuando debería constar Monedero; y que se emite como ‘factura número 1’ el último día del año y en domingo.

Escalonilla ha concluido, «indiciariamente», que Monedero «tuvo relación con la posterior fundación o constitución de la sociedad mercantil Neurona Comunidad y con la presunta contratación a ésta por parte de la coalición electoral Unidas Podemos» para la campaña electoral de 2019, apuntando así a la posibilidad de que ese dinero fuera en realidad una comisión.

Monedero, en su declaración como investigado del pasado 15 de marzo, negó que fuera una factura falsa, si bien admitió «errores» en la misma que justificó aduciendo que la elaboró él mismo y no es un experto en contabilidad ni fiscalidad.

El ex dirigente ‘morado’ también se desvinculó del hecho de que Podemos decidiera contratar a Neurona Comunidad para las elecciones generales del 28 de abril de 2019, negando igualmente que esos 26.000 euros fueran una comisión por ello.

EL CASO ‘NEURONA’

El núcleo de esta causa es el contrato que Podemos firmó con Neurona Comunidad por 363.000 euros por labores de consultoría política para las elecciones generales de 2019, y que el juez sospecha que sería un contrato simulado para desviar dinero de las cuentas ‘moradas’.

A lo largo de la instrucción, Escalonilla ha archivado varios asuntos que constaban en la denuncia presentada en diciembre de 2019 por el ex abogado de Podemos José Manuel Calvente, de la que partió el caso Neurona, tales como los contratos electorales con ABD o las obras de la nueva sede del partido. También cerró la investigación sobre las donaciones de la Caja de Solidaridad de la formación política a organizaciones afines pero la Audiencia Provincial le ha ordenado reabrirla.

Además, a raíz de un escrito presentado por la ex responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos Mónica Carmona, Escalonilla ha acordado abrir procedimientos independientes sobre los nuevos hechos denunciados por ésta, entre ellos el supuesto uso de una empleada del partido y ahora asesora del Ministerio de Igualdad como niñera de los hijos de la ministra, Irene Montero.