Quantcast

Madrid pide afrontar la Semana Santa «de una manera responsable»

La Comunidad de Madrid ha pedido este viernes a los ciudadano «máxima prudencia» y afrontar la Semana Santa «de una manera responsable», teniendo en cuenta que el cierre perimetral «impuesto por el Gobierno central», que estará en vigor desde este viernes 26 de marzo hasta el viernes 9 de abril, y que cuando se ha aplicado han «aumentado los contagios».

«Nuestro mensaje es de máxima prudencia, seguimos en una pandemia sanitaria y tenemos todavía miles de pacientes ingresados en los hospitales y seguimos sumando nuevos casos día a día», ha manifestado el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, en la rueda de prensa semanal sobre la situación epidemiológica y asistencial por Covid-19, junto a la directora general de Salud Pública, Elena Andradas.

«El mensaje que queremos pasar a todos los ciudadanos de Madrid es que tenemos que afrontar y debemos afrontar la Semana Santa de una manera responsables y de una manera segura», ha precisado Zapatero, quien ha afirmado que todo su esfuerzo se centra en mejorar la situación asistencial y evitar que se produzcan nuevos casos.

En concreto, ha indicado que la última semana, del 15 al 21 de marzo, se ha registrado una reducción de casos del 6,5 por ciento respecto a la anterior, y del 7 por ciento respecto a hace 15 días, con una «leve tendencia al alza» en la tendencia acumulada a 7 días y a 14 días, que se sitúan en 115 casos por cada 100.000 habitantes y en 240, respectivamente.

A nivel asistencial, ha destacado que la cifra de pacientes ingresados por Covid es 1.984, de los cuales 1.581 se encuentran en planta y 403 en UCI, unos datos «muy similares a los de la semana pasada», por lo que se mantiene la fase de «estabilización».

Tras advertir de que los periodos de vacaciones son «complejos para la gestión del virus», ha asegurado que estarán «muy atentos a su evolución» y si hay que tomar nuevas medidas para controlarlo lo harán, y «serán medidas que actúen directamente sobre los principales focos de transmisión».

«Hemos apostado siempre por decisiones quirúrgicas, precisas, que controlen los espacios y lugares donde se dan los contagios», ha destacado Zapatero, quien ha recordado que en la Comunidad de Madrid siguen vigentes «medidas muy restrictivas».

En este sentido, ha recordado que se mantiene el toque de queda desde las 23.00 horas hasta las 06.00 horas, así como la prohibición de las reuniones de no convivientes en domicilios, salvo que se trate de cuidados a terceras personas (mayores, dependientes, menores de edad o personas vulnerables).

En cuanto al sector de la hostelería y de la restauración, los locales pueden permanecer abiertos hasta las 23.00 horas, quedando prohibida la entrada de nuevos comensales después de las 22.00 horas.El número de comensales en las terrazas es de un máximo de seis personas por mesa, y de cuatro en el interior de los establecimientos; y se mantiene la prohibición del consumo en barra.

Asimismo, Zapatero ha insistido en la obligatoriedad del uso de mascarilla de forma continuada, tanto en el interior como en la terraza, excepto en el momento concreto de la ingesta de bebida o comida. Igualmente, ha recordado que sigue siendo obligatorio asegurar la ventilación adecuada de los establecimientos, ya sea por medios naturales o mecánicos.

CONTROL DE BARAJAS

En cuanto a la llegada de turistas por vía aérea, ha criticado que en los 17 aeropuertos españoles se han hecho 17.000 test de antígenos en el último año, la misma cantidad que se han hecho en Colmenar Viejo o en Rivas Vaciamadrid.

Por otro lado, ha manifestado que «lo que es prudente y lo que es recomendable es que los ciudadanos de Madrid se pongan la mascarilla y respeten la distancia de seguridad», así como «evitar aglomeraciones».

«Si todos colaboramos espero que eso desde luego pueda contribuir a que la situación de Madrid no se modifique excesivamente en las próximas semanas», ha agregado.