Quantcast

Arenas niega de los ‘papeles de Bárcenas’ haber recibido dinero negro del PP

Javier Arenas, quien fuera secretario general del PP en 1999 y vicepresidente del Gobierno de José María Aznar, ha negado este martes ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga los conocidos como ‘papeles de Bárcenas’ que nunca ha recibido sobresueldos en metálico de la mano del que fuera tesorero del partido Álvaro Lapuerta o del entonces gerente Luis Bárcenas.

En respuesta a preguntas de las acusaciones populares, Arenas sí que ha confirmado que el cargo de secretario general tenía aparejado un complemento de responsabilidad, pero ha matizado que ese ‘plus’ se recibía por transferencia, iba acompañado de la nómina y se declaraba en el IRPF anualmente.

En este sentido, ha incidido en que también había complementos para quienes ostentaban cargo dentro del grupo parlamentario ‘popular’. «El consejo de dirección tenía un complemento que venía acompañado de la retribución de la cámara y que se declaraba en IRPF, por supuesto», ha insistido.

Preguntado por si conocía los apuntes contables que llevaba de la ‘caja b’ Bárcenas, ha señalado que tuvo conocimiento de los mismos por los medios pero que sobre la inmensa mayoría de esos asientos contables tiene un «absoluto desconocimiento». «En los que aparezco yo, absoluto desconocimiento, y no es correcto el apunte», ha incidido.

Así, no reconoce como verídicos esos apuntes a pesar de que aparecen anotaciones a nombre de ‘Are’, ‘Arenas’, ‘J.R.’, ‘J.A.’ o ‘Arenas’. En un momento dado ha explicado que no es «el único Javier que aparece en esos papeles» y tampoco es «el único Javier del PP». «Desconozco si en la organización hay algún otro Javier Arenas», ha añadido, para luego subrayar que no ha recibido «ninguna cantidad proveniente de empresarios o del partido», y que «todo lo recibido» lo ha declarado a Hacienda.

LA ESTRUCTURA DEL PP: LO ECONÓMICO PARA EL TESORERO

Durante el interrogatorio a Arenas, ha vuelto a ponerse sobre la mesa la estructura del partido, con el objetivo de conocer si el presidente o el secretario general tenía algún tipo de poder respecto a la parte económica de la organización. El ex secretario general se ha mantenido en la línea de lo declarado por el también ex secretario general Ángel Acebes, al incidir en que él sólo respondía de la parte política y que la económica dependía completamente del tesorero.

«Yo como secretario general no tenía firma, no he firmado un talón», ha explicado, para luego añadir que tampoco recibía por su cargo propuestas de posibles donantes del PP y que mientras fue parte del Gobierno dejó de percibir complementos salariales porque eran incompatibles con el cargo de ministro.

Además de por los posibles sobresueldos que hubiera cobrado, a Arenas también se le ha preguntado por varios episodios que guardan relación con la causa, como por ejemplo por lo declarado por Bárcenas, quien sostuvo que al cerrar la ‘caja b’ del partido le preguntó a Arenas qué debía hacer con el remanente (unos 50.000 euros). Arenas ha señalado que no recuerda esa conversación, pero no le parece extraño que le hubiera derivado para resolver cualquier asunto al entonces presidente Mariano Rajoy.

«Pero no recuerdo que Bárcenas me haya hablado nunca de la caja b», ha indicado, para negar además que le regalaran un reloj cuando abandonó la Secretaria General en 2003 –que también aparece en anotaciones–, que hubiera tenido una reunión privada con el constructor Luis del Rivero a cuenta de un donativo o que un empresario andaluz le diera dinero en efectivo para esa caja paralela del PP.

PRÉSTAMO A GARCÍA ESCUDERO

En relación al apunte en los papeles que habla de un préstamo al ex presidente del Senado Pío García Escudero tras el atentado terrorista en su domicilio, Arenas sí que ha indicado que él le señaló que debía hablar con el tesorero, y ha añadido que ese asunto en concreto figuraba en las cuentas que iban al Tribunal de Cuentas, órgano fiscalizador de los partidos políticos. «No gestioné nada, un compañero me trasladó una necesidad y le dije que hablara con el tesorero, pero no negocié nada ni gestioné nada», ha puntualizado.

Durante los turnos de las acusaciones populares también se ha hecho referencia a una comida que mantiene con Bárcenas en diciembre 2012, pocos meses antes de que salgan a la luz los ‘papeles’, sobre ella ha recordado que se produjo allí porque él iba poco por Madrid y que fue el último contacto que mantuvo con él.

De ella recuerda además que Bárcenas le señaló que había un acta notarial –a la que ya se referió el extesorero en su declaración– en la que se «ponía de manifiesto la gestión del tesorero», pero ha apuntado que él no vio esa acta ni la recibió. Tampoco conoce si efectivamente esa reunión entre ambos fue grabada por Bárcenas.

Tras las acusaciones populares, el fiscal Antonio Romeral ha realizado una sola pregunta a Arenas, relativa a si pudo comparar lo que él percibió como complemento con los apuntes reflejados en las anotaciones de Bárcenas. El exsecretario general del PP ha negado que contrastara los datos.

NASARRE TAMBIÉN RECIBIÓ UNA RETRIBUCIÓN ADICIONAL

Otro de los testigos en esta novena sesión ha sido el exdiputado ‘popular’ Eugenio Nasarre, que ha reconocido que por su cargo en el partido con «responsabilidad ejecutiva» cobró una retribución adicional a su salario. Ha indicado que se trataba de unas partidas «modestas» que eran «compatibles con la asignación constitucional como diputado» y que llevaban aparejadas su «pertinente retención» del impuesto del IRPF.

«Se cobraban por transferencia», ha destacado Nasarre, que ha comparecido ante el tribunal de forma presencial, al mismo tiempo que ha señalado que cree que todos los partidos políticos hacían este tipo de retribuciones complementarias.

Preguntado si sabe si altos cargos del PP como los exsecretarios generales Javier Arenas, Ángel Acebes, Francisco Álvarez Cascos, María Dolores de Cospedal o el expresidente del partido y ex jefe del Ejecutivo Mariano Rajoy también cobraron estas retribuciones, ha dicho que no tiene «ni remota idea». «Lo que me consta es que había un criterio homogéneo en función de los niveles de responsabilidad que teníamos», ha afirmado.

Nasarre también ha sido preguntado por la entrega de 30.000 euros que aparecen en los conocidos como ‘papeles de Bárcenas’ con destino a la Fundación Humanismo y Democracia de la que fue patrono. Ha afirmado que, tras hablar con el extesorero del PP Álvaro Lapuerta, con el que compartió escaño en el Congreso de los Diputados, éste le llamó para decirle que había recabado dinero de «donaciones anónimas» para aportarlo a la fundación que tenía como objeto la cooperación al desarrollo.

Los 30.000 euros los recibió en metálico y de mano del entonces gerente del partido Luis Bárcenas, ha apuntado, si bien ha aseverado que no le extrañó que la aportación no se hiciera vía transferencia ya que era una «forma totalmente legal».

«No tenía ni remota idea de que había una caja ‘b’ en el partido, jamás lo pude sospechar y no tengo el menor dato de que hubiera una caja ‘b'», ha asegurado el exdiputado del PP al tiempo que ha recalcado que «esa operación que les he relatado era absolutamente legal»

Nasarre ha explicado que el dinero que recibió del PP después lo llevó a la sede de la fundación para su contabilización y así la contable de la misma lo ingresó en la cuenta corriente bajo el concepto de «donante anónimo», pues era «el fin de esta donación».

Durante su declaración también ha explicado que posteriormente el Congreso nacional del partido acordó que el 0,7 por ciento de las cuotas de los afiliados «se destinaran a la cooperación al desarrollo a través de la fundación» y que desde entonces la donación a la fundación se hace vía transferencia.