Quantcast

Soria, Teruel, Zaragoza y Segovia se acercan a los -18ºC

Soria se ha llevado el azote más frío de la ola de temperaturas mínimas que ha llegado tras la nieve de ‘Filomena’ ya que en el Burgo de Osma llegó la pasada madrugada, a las 07.40 horas a -17,8 grados centígrados (ºC), mientras que en el cercano Ucero a las 8:30 horas el mercurio marcaba -16,1ºC; un valor similar a los -16ºC de Bello (Teruel) a esa misma hora, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

A estas temperaturas le siguen los -15,6ºC en Alhama de Aragón (Zaragoza) a las 09.00 horas y la localidad segoviana de Fresno de Cantespino, que en torno a las 06.00 horas registraba -14,8ºC. El siguiente valor más bajo registrado por la red principal de estaciones meteorológicas de la AEMET es el de Lubia, de nuevo en Soria, que a las 05:50 horas bajaba hasta los -14,1ºC y, de nuevo en Segovia, Cuéllar llegó hasta -13,6ºC a las 7.30 horas y una hora después, en Migueláñez, alcanzaban los -13,4ºC.

De vuelta a Teruel, en Calamocha el mercurio bajó hasta los -13,5ºC a las 9.00 horas y en Cap de Vaqueira, a las 1.30 horas alcanzaron los -13,2.

Estas temperaturas contrastan con las máximas de Maspalomas (Las Palmas) y el aeropuerto de El Hierro (Santa Cruz de Tenerife), que a las 10.00 horas rozaban los 20ºC.

MAÑANA, MÁS FRÍO

No obstante, la situación, lejos de templarse se intensificará especialmente la próxima madrugada por lo que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha emitido un aviso especial ya que las heladas se extenderán por el interior de la Península durante toda la semana y, al menos hasta el jueves.

En el episodio, las temperaturas nocturnas más bajas se esperan en la noche del lunes al martes, donde se alcanzarán de forma bastante generalizada temperaturas de unos -10ºC y -12ºC, e incluso inferiores a -14ºC, en zonas del este de Castilla-La Mancha y meseta de Soria.

La AEMET destaca que la borrasca ‘Filomena’, que ha cubierto de blanco gran parte del país estos últimos días, se encuentra ya lejos de España, en concreto en el Mediterráneo oriental.

Lo más significativo de la situación meteorológica es la progresiva penetración del anticiclón atlántico en territorio español, centrándose a partir de la madrugada de este martes en el interior la mitad oeste peninsular.

La presencia del anticiclón está provocando una estabilización generalizada del tiempo, con cielos cada vez más despejados y vientos flojos e incluso calmas. Pero como consecuencia, se está produciendo un descenso acusado de las temperaturas nocturnas, con heladas generalizadas en el interior peninsular, descenso que se acentuará en las zonas con suelo nevado, debido a la mayor pérdida de calor durante la noche.

Las heladas serán fuertes (inferiores a -8ºC) en una extensa zona del centro e interior del este peninsular, que es donde se han registrado las nevadas más importantes.

Y las temperaturas nocturnas más bajas se esperan durante la próxima noche, del lunes al martes, donde se alcanzarán de forma bastante generalizada temperaturas de unos -10ºC y -12ºC e incluso inferiores a -14ºC en zonas del este de Castilla La Mancha y meseta de Soria.

La AEMET también destaca que las temperaturas diurnas, aún con predominio de cielos poco nubosos o despejados, no superarán los 5ºC en buena parte de la Península. En zonas de montaña, e incluso en zonas llanas de la zona centro, se mantendrán en valores negativos toda la jornada.

A partir de la madrugada del miércoles se iniciará un ascenso de las temperaturas, sobre todo de las nocturnas, que afectará a la mitad este peninsular y zonas de montaña principalmente.

De todas maneras, las heladas continuarán de forma generalizada en el interior peninsular durante toda la semana, aunque no con la intensidad de los primeros días de la semana. Para la semana próxima (del 18 al 24 de enero) se prevé que los valores térmicos estén próximos a los habituales de estas fechas.