Quantcast

Y solo tiene 24 años: la vida de lujo y glamour que lleva Christopher Mateo (Supervivientes)

Hace unos años conocimos a Christopher Mateo en el programa Quién quiere casarse con mi hijo. Aquí era el hermano del protagonista de este programa, cuyas chicas eran candidatas para ser su pareja. Pero el carácter de este personaje no pasó desapercibido por los productores de televisión Pronto comenzó a aparecer en otros programas hasta que, por fin, dio el salto a la fama en Supervivientes. Además de alzarse con la victoria del reality más duro de la televisión, también hizo grandes amistades.

La más estrecha la tuvo con Isa Pantoja. Con la hija de la tonadillera incluso se le quiso emparejar. Pero nada más lejos de la realidad. Ellos siempre han mantenido que su amistad era pura y que no había ningún tipo de idilio entre ambos. La vida de Christopher ha sido bastante sencilla. Desde pequeño ha estado rodeado de lujos y de millones. Tras su gran momento de fama, sin mucha explicación, desapareció. Quizás tuvieron que ver los cada vez más llamativos rumores acerca de la fortuna que tenía su familia. Ahora Christopher Mateo muestra su vida llena de lujos en las redes sociales. Vamos a ver cómo es su vida llena de glamour con 24 años.

Christopher aventurero con buggies

Y solo tiene 24 años: la vida de lujo y glamour que lleva Christopher Mateo (Supervivientes)

Una de las mayores aficiones de Christopher son los deportes de riesgo. En sus redes sociales han salido bastantes fotografías conduciendo todo tipo de vehículos. En esta última foto le vemos buscando la aventura con su buggie.

Es una foto de antes de Filomena en la que se anima a venir a Madrid buscando la nieve. El vehículo no es nuevo, ya le hemos visto más veces con él. Sin embargo, es la primera que le vemos con él en plena nieve.

Si vamos a sus redes sociales, además, en esta publicación podemos ver algún vídeo en el que se le ve manejando el coche. Con mucha soltura Christopher está realizando sobre la nieve algunos derrapes. Una gozada con todo el glamour.