Quantcast

Revilla pide responsabilidad en Navidad

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha apelado a la responsabilidad y ha pedido “no bajar la guardia” en estas fiestas para poder “ganar la batalla al Covid”. Además, ha animado a mirar al futuro con la esperanza y la confianza puestas en la llegada de la vacuna, que será “el principio del fin de la enfermedad”.

“Hoy por hoy la única vacuna somos nosotros”, “hagamos cuanto esté en nuestra mano para que no nos falte nadie, pensemos en la Navidad de 2021 y en todas las que estén por llegar para que todos podamos volver a celebrarla con alegría y el calor familiar que tanto deseamos”, ha sentenciado.

Así lo ha dicho Revilla en su tradicional mensaje navideño, que este año se ha centrado en la pandemia del Covid, ya que, “como casi todo este 2020”, la Navidad también estará marcada por este “virus terrible que condiciona nuestras vidas desde marzo”.

Por ello, el presidente ha deseado un 2021 en el que “por fin dejemos atrás esta pesadilla” y ha advertido que para ello quedan por delante unos “días difíciles” de fiestas en los que ha pedido “no relajarse” y evitar en la medida posible los contactos sociales “que nos ponen en peligro”.

“Por favor, respetad las restricciones y seguid a rajatabla las normas de seguridad”, ha insistido, reconociendo que esto “implica una Navidad diferente” a pesar de que “si algo nos gusta a todos en estas fechas es el encuentro con la familia, con los amigos, disfrutar juntos del calor del hogar y de las tradiciones”.

Pero para Revilla, “este precio es pequeño si con ello salvamos una sola vida y preservamos la salud de los nuestros”. Así, ha apelado de nuevo a la “responsabilidad y la paciencia” de los cántabros.

“Sé que hemos sufrido mucho estos meses, pero aún debemos sacrificarnos un poco más por nosotros mismos y por los demás, por la seguridad de aquellos a los que más queremos y muy especialmente por nuestros mayores”, ha incidido.

Para ello, ha pedido respetar las restricciones sanitarias que ha asegurado que “no son caprichosas, son una decisión muy dolorosa para el Gobierno, para mí como presidente, pero son imprescindibles para garantizar la seguridad ciudadana”.

En este sentido, ha destacado que la pandemia no solo ha puesto en riesgo la salud, sino también el bienestar social y el desarrollo económico. “Son muchísimos los cántabros que además de la amenaza de la enfermedad padecen también los efectos sobre sus puestos de trabajo, sus negocios y sus expectativas de futuro”, ha lamentado, reiterando que el virus “nos enfrenta a un dilema maquiavélico: la salud frente a la economía”.

Para hacer ambas compatibles se está realizado un “gran esfuerzo” que “no es tarea fácil”, pero “no podemos permitir que el virus económico acabe siendo incluso más letal que el sanitario”, ha dicho el presidente, destacando que en esta línea el Gobierno está habilitando ayudas y medidas para ayudar a trabajadores y empresas. “Esa ha sido la tónica desde el mes de marzo y lo va a seguir siendo a lo largo el 2021”, ha avanzado.

Pero a pesar de estos momentos de “tanta dificultad” y de que “nuestra realidad es muy complicada”, Revilla ha opinado que “no podemos dejarnos llevar por el desánimo”. “Todo lo contrario, quiero animaros a mirar adelante con esperanza, confianza en que habrá una solución al alcance d la mano”, ha dicho.

En este sentido, ha ensalzado que la vacuna llegará “de forma inmediata” y será “el principio del fin de la enfermedad”, por lo que ha pedido a la población “no tener ninguna duda” en cuanto a su seguridad.

“Hay que vacunarse, yo lo haré en cuanto me toque“, ha señalado, explicando que la vida se irá normalizando a medida que crezca el número de personas vacunadas y, según los expertos, alrededor de junio será un porcentaje “muy importante”.

A partir de ese momento “no habrá presión en hospitales y estaremos en situación de ganar la batalla al Covid, pero para llegar a esa situación nos quedan unos días difíciles por delante, tenemos que vivirlos con responsabilidad”, ha reiterado.

Además, ha pedido “no bajar la guarda ni exponerse a riesgos innecesarios” porque ya “hemos pasado no peor y tenemos la solución al alcance de la mano”.

“Queridas familias de Cantabria, os lo imploro, seamos prudentes, respetemos las normas y cuidaos más que nunca hasta que lleguen las vacunas”, ha rogado.