Quantcast

Por qué no deberías ‘personalizar’ tus mascarillas

Con la pandemia que nos ha caído encima, las mascarillas se han convertido en un accesorio imprescindible y necesario a la hora de salir de casa. Además, no hay excepción de edad ya que todos debemos llevarla.

Está estipulado desde el mes de mayo de 2020 que su uso es obligatorio a partir de los 6 años de edad según el Ministerio de Sanidad. Eso sí, debemos colocarlas siempre y cuando no se pueda mantener una distancia de seguridad que suele ocurrir cada vez que sales a la calle ya que nunca sabes quién puede presentarse delante sin darte cuenta. Incluso, la Asociación Española de Pediatría ha indicado que sería bueno que la lleven los niños que estén entre los 3 años y 6 años de edad.

No estampar las mascarillas correctamente

Por qué no deberías 'personalizar' tus mascarillas

Lo primero que debemos hacer antes de estampar una mascarilla es informarnos bien sobre el proceso para que no altere el material sanitario. Esto se debe a que normalmente a la hora de estampar los tejidos se utiliza un método de sublimación que puede influir en los tejidos.

Si resulta que se ve alterado el tejido afectaría a la capacidad de protección y de transpirabilidad que es algo fundamental en las mascarillas para que no se propaguen todas esas gotas de saliva que pueden salir cuando hablamos o cuando estornudamos.