Quantcast

La Ejecutiva de Podemos analizará este viernes el resultado electoral con sus candidatos en Galicia y el País Vasco

La Ejecutiva de Podemos analizará finalmente este viernes el resultado de Unidas Podemos en las elecciones autonómicas del domingo pasado en Galicia y el País Vasco con sus respectivos candidatos, Antón Gómez-Reino y Miren Gorrotxategi, tras perder en la primera comunidad los 14 diputados que logró en 2016, y 5 de los 11 que obtuvo entonces en la segunda, hasta quedarse en seis.

Así lo indicaron a Servimedia fuentes de las dos federaciones territoriales del partido, que cumplirá así con el plazo que dio el lunes su coportavoz estatal y portavoz en la Asamblea de Madrid, Isabel Serra, de celebrar «esta semana» la reunión del formalmente llamado Consejo de Coordinación, para analizar las causas de lo que el secretario general, Pablo Iglesias, ya calificó durante la noche electoral de «derrota sin paliativos» que exigía «hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores».

Fuentes cercanas a Gorrotxategi explicaron a esta agencia que la candidata vasca trasladará la interpretación que han hecho del resultado en dicha federación. Entre otras cosas, atribuirá el descenso a la falta de implantación territorial de la formación, pero reivindicará que se ha sostenido el suelo electoral de las anteriores elecciones, si bien no se ha conseguido movilizar la abstención, que en el País Vasco se incrementó ocho puntos en relación a los comicios de 2016.

Por su parte, desde Galicia en Común indicaron que el martes el propio Gómez-Reino propuso al Consejo Ciudadano de Podemos Galicia, como coordinador del partido allí, un calendario para el análisis pormenorizado de la situación y una hoja de ruta para hacerlo junto a los círculos gallegos y la sociedad civil, que la próxima semana se volverá a reunir el Consejo Ciudadano, máximo órgano de Podemos entre asambleas ciudadanas, tanto a nivel estatal como autonómico.

PRIMEROS ANÁLISIS

Por el momento, el miembro de la Ejecutiva de Iglesias que más se ha acercado a interpretar la derrota ha sido Jaume Asens, también presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, quien este miércoles, en TV3, aun corroborando que los resultados “exigen una autocrítica”, el sistema elelectoral vasco y el gallego tienen “especificidades muy concretas”, de modo que la reflexión debe hacerse “sobre todo en clave territorial” y “a quien le toca hacer la reflexión es a los partidos en estos territorios”.

Aparte de esto, “desde Cataluña” quiso lanzar “un mensaje claro”, que ya avanzó el martes en el Congreso otro diputado de En Comú Podem, Gerardo Pisarello: que “la cuestión plurinacional, territorial, viene fuerte y no la podemos olvidar”, por lo que defendió “adoptar medidas que permitan un blindaje dela plurinacionalidad”.

También el martes, la Comisión Colegiada de Izquierda Unida esbozó otro análisis del resultado, partiendo de la percepción de que «en el contexto de la emergencia del coronavirus y de “cansancio respecto a la política estatal, se ha producido un repliegue en torno a opciones nacionalistas/regionalistas que han sido capaces de ofrecer certezas y garantías desde el apego territorial”. De hecho, el BNG en Galicia y EH Bildu en el País Vasco parecieron haber cosechado la mayoría de los votos perdidos por Unidas Podemos.

“Esto nos obliga a repensar las debilidades de nuestro proyecto federal”, reconoce el comunicado. “Debemos ser capaces de ganarnos la confianza de la ciudadanía y, para ello, necesitamos mucho más que una buena gestión gubernamental. Nuestro proyecto político necesita fortaleza organizativa, implantación territorial y vínculos sociales para que sea un proyecto realmente útil”. Para ello, entiende que “es imprescindible la inversión de recursos y esfuerzos para construir organización a lo largo y ancho de un país con la complejidad territorial del nuestro”.

(SERVIMEDIA)