Quantcast

Inditex registra las primeras pérdidas de su historia

Inditex registró unas pérdidas de 409 millones de euros en el primer trimestre de 2020, frente a los 734 millones de beneficio obtenidos en el mismo periodo de 2019, según se refleja en los resultados remitidos por la compañía este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En ellos, la compañía textil indicó que los resultados del primer trimestre del año “se han visto afectados materialmente por el Covid-19” y que el resultado neto arroja esas pérdidas de 409 millones porque incluye una provisión por la conclusión del programa de optimización de espacio por 308 millones de euros. Sin esa provisión el resultado del trimestre hubiera sido de unas pérdidas de 175 millones de euros.

En cuanto a las ventas, éstas se situaron en 3.303 millones de euros en el primer trimestre del año, un 44,2% menos en comparación con los 5.927 millones de euros del mismo periodo del año anterior. Por su parte, la venta online aumentó un 50% en el trimestre, destacando un incremento del 95% en el mes de abril. La compañía indicó que la reapertura gradual de aquellos mercados temporalmente cerrados por el coronavirus está permitiendo que “las tendencias de venta hayan comenzado a mejorar en mayo, aunque todavía no se encuentran en niveles normales”.

En esta línea, la compañía destacó que “las colecciones iniciales primavera/verano han sido muy bien recibidas por nuestros clientes” y que “a finales del período permanecían abiertas 965 tiendas en 27 mercados”. Inditex espera que todos sus “mercados clave” hayan reabierto a finales de junio y, a 8 de junio, contaba con 5.743 tiendas abiertas (el 78% del total) en 79 mercados.

El margen bruto se situó en 1.930 millones de euros, un 45,2% por debajo de los 3.524 millones del primer trimestre de 2019, mientras que el resultado operativo (Ebitda) se situó en 484 millones de euros, un 71% menos en comparación con los 1.675 millones del primer trimestre del ejercicio anterior.

DIVIDENDO

Por otra parte, la compañía comunicó a la CNMV la propuesta que el consejo de administración trasladará a la junta de accionistas el próximo 14 de julio, para la aprobación de un dividendo ordinario para el ejercicio 2019 de 35 céntimos por acción a pagar el 2 de noviembre de 2020.

El dividendo extraordinario de un euro bruto por acción, cuyo pago estaba previsto en los años 2019 (ya pagado por importe de 0,22 euros brutos por acción), 2020 y 2021, será pagado en los años 2019 (ya pagado por importe de 0,22 euros brutos por acción), 2021 y 2022.

ESTRATEGIA

Por otro lado, Inditex ha actualizado su estrategia para el periodo 2020-2022, en el que realizará unas inversiones de unos 900 millones de euros anuales y en el que será “muy activo en el desarrollo de su modelo único de tienda y online totalmente integrado”. El plan de inversiones incluye una inversión digital de 1.000 millones de euros a lo largo de estos tres años.

En este sentido, la compañía subrayó que “las tiendas desempeñarán un papel más importante en el desarrollo de la venta online debido a su digitalización y a su capacidad para llegar a los clientes desde las mejores localizaciones del mundo”, y espera que las ventas online alcancen más del 25% de las ventas totales en 2022. Dentro de esta estrategia de digitalización, Zara espera inaugurar los nuevos estudios online (64.000 metros cuadrados) en la sede central a finales de 2020.

Asimismo, Inditex espera que durante el periodo 2020-2022 se lleven a cabo aperturas brutas por un total de 150 tiendas al año, y espera que “una red de tiendas de alta calidad, en las mejores ubicaciones y con venta online, generen un crecimiento de las ventas comparables a largo plazo de entre el 4% y el 6% anuales”.

Además, la compañía ha decidido cerrar entre 1.000 y 1.200 tiendas en los años 2020 y 2021. Este “plan de optimización” se centra “en tiendas al final de su vida útil, sobre todo de los formatos jóvenes y cuya venta se puede recuperar en tiendas cercanas y online”. El valor neto contable de esta iniciativa es de 308 millones de euros.

Por área geográfica, entre 250 y 300 de los cierres tendrán lugar en España; entre 340 y 400 en Europa; entre 70 y 100 en América; y entre 340 y 400 en Asia y resto del mundo.

Por marca, la intención de Inditex es que entre 250 y 300 cierres de tiendas correspondan a Zara; de 140 a 165 a Pull&Bear; entre 135 y 160 a Bershka; de 110 a 130 a Stradivarius; de 145 a 175 a Oysho; entre 100 y 120 a Zara Home; entre 110 y 135 a Massimo Dutti; y de 10 a 15 a Uterqüe.

(SERVIMEDIA)