Quantcast

Barça-Real Madrid: más de 500 Mossos se infiltrarán en el Camp Nou para evitar la amenaza de Tsunami Democràtic

El ministerio del Interior en colaboración con los Mossos d’Esquadra ultiman el preparativo para que el partido de fútbol en el Camp Nou entre el Barcelona y el Real Madrid discurra este miércoles sin incidentes.

El encuentro se trasladó del 26 de octubre al 18 de diciembre por la situación creada por los independentistas en Cataluña tras la sentencia del ‘procés’.

En medio de los llamamientos de Tsunami Democràtic para bloquear los accesos al estadio y para invadir posteriormente el terreno de juego, los distintos cuerpos policiales que componen el dispositivo tratarán de garantizar la seguridad.

Se calcula que habrá cerca de 4.000 agentes, entre Mossos, Guardia Urbana, Policía Nacional y Guardia Civil, velando por la normalidad del encuentro.

Para evitar incidentes e intentar preservar la seguridad, los jugadores del Barcelona y del Real Madrid se alojarán en el mismo hotel y marcharán juntos hasta el Camp Nou escoltados por decenas de furgones policiales. En total hay 750 metros de distancia.

Unos 700 agentes de paisano se sentarán entre el público durante el partido para evitar que se produzca la temida invasión de campo. Para ello se colocará también un dispositivo de seguridad perimetrando el terreno de juego.

Antidisturbios, unidades caninas, de subsuelo y de Tedax, especializados en explosivos, completarán el dispositivo.