Compartir

En incendio en la torre Grenfell de Londres, que se cobró la vida de 72 personas en el verano de 2017, fue una de las mayores tragedias que vivió el Reino Unido. Todo por culpa de un revestimiento que era inflamable y que no cumplía las normas. Sin embargo, algunos parece que se lo toman a broma.

Este lunes cinco hombres de entre 19 y 55 años han sido arrestados por crear una maqueta de la torre, con la gente chillando en su interior, y lanzarla a una hoguera, aprovechando que se celebraba la Noche de las Hogueras británica.

En la grabación con risas de fondo se escuchan las dudas sobre en qué planta empezó el incendio, mientras otras voces dicen ¡Ayudadme, ayudadme! o ¡Eso pasa por no pagar la renta!”.

El propio alcalde de Londres, Sakq Khan, tildó el vídeo de “nauseabundo” y la primera ministra británica, Theresa May, lo consideró inaceptable por su falta de respeto hacia quienes perdieron la vida, y sus familiares.


La portavoz de los afectados, Natasha Elcok, confía en que la policía aborde el asunto con seriedad. Según apunta la asociación Justice4Greenfelen  en el comunicado que publica ‘New York Times‘, “es claramente un delito de odio y como sociedad no deberíamos tolerar nunca estos flagrantes actos de odio”.


Según los afectados por el incendio de la torre, a día de hoy, 16 meses después de la tragedia, más de 150 familias de Grenfell no tienen un hogar y no ha habido detenciones.