Compartir

Un coche ha perdido el control a primera hora de la mañana y ha arrollado a cuatro peatones en Barcelona, entre ellos a un niña de 10 años que se encuentra en estado grave y que ha tenido que ser trasladada al Hospital Sant Joan de Déu.

El vehículo, que ha invadido la acera a la altura de Travessera de Gràcia, también se ha llevado por delante varias motos aparcadas. Algunas terrazas también se han visto afectadas.


 

Según la Guardia Urbana, el conductor ha sufrido una indisposición por lo que ha perdido el control del vehículo. Podría ser un infarto.