Quantcast

Absueltos los dueños del perro que atacó a la vicealcaldesa de Valencia

Los dueños del perro de raza peligrosa que atacó a la vicealcaldesa de València, Sandra Gómez (PSPV), en diciembre de 2018 en la playa de la Patacona han quedado absueltos después de que la edil haya retirado la acusación en el proceso penal y haya decidido proseguir por la vía civil en línea con el escrito de la Fiscalía.

Así lo ha explicado Sandra Gómez en declaraciones a Europa Press, en las que ha manifestado que, después de que los dueños del can hayan mostrado arrepentimiento y hayan reconocido los hechos, se suma al escrito del fiscal, que no acusaba por la vía penal al no poder tipificar los daños como imprudencia menos grave –tras la última reforma del Código Penal–, aunque dejaba abierta la vía civil.

A través de las redes sociales, la vicealcaldesa ha confirmado que “tras reconocer los acusados (parte) de los hechos y mostrar arrepentimiento”, ha decidido “no solicitar pena de cárcel” porque ella “quería un perdón, no ver a nadie en la cárcel”. Ha añadido que, “eso sí, pagarán las sanciones y multas” imponga el Ayuntamiento de València.

“No quiero que a los perros les ocurra nada malo. Nos han enseñado que han ido a un curso de educación y quiero creer que nunca más irán sueltos y sin bozal. Al final tengo el dedo tonto y un poco de miedo en el cuerpo, pero nada con lo que podría haber pasado así que esto sirva al menos de ejemplo de que si tenemos un perro calificado como peligroso tenemos que ser personas responsables y seguir y cumplir las normas”, ha señalado la edil, antes de expresar su agradecimiento por “todas las muestras de cariño y apoyo”.

Los hechos ocurrieron en diciembre de 2018 cuando un hombre paseaba el perro de su pareja, un American Staffordshire Terrier, y una hembra American Bully por la playa de la Malvarrosa. El Golden de la vicealcaldesa, Pep, corría junto a ella suelto por la playa.

En un momento determinado, el animal de los acusados agredió al can de Gómez, ella se interpuso y fue mordida en el quinto dedo de una mano, lo que le provocó una fractura abierta. Como consecuencia, se tuvo que someter a una operación y precisó 126 días para curarse. La agresión acabó en denuncia y recayó en el Juzgado de Instrucción número 3 de València.

El pasado 19 de octubre, se celebró en el Juzgado de lo Penal número 12 de València la vista contra los dueños del perro, que reconocieron ante el juez que el can iba sin bozal y que se lanzó sobre el perro de la política, aunque no admitieron las lesiones que ella alegaba. La edil matuvo entonces la imprudencia de los acusados y la lesión que sufrió.

La vicealcaldesa pedía para los acusados medio año de prisión por un delito de lesiones por imprudencia grave y una indemnización de unos 9.000 euros.

Comentarios de Facebook