Compartir
Twitter

El Gobierno balear, todas las administraciones y las compañías Red Eléctrica y Endesa trabajan de forma coordinada devolver la normalidad a Menorca, donde 33.000 personas continúan sin luz, tras los daños causados por un tornado. Los municipios afectados son Ferreries, Migjorn, Mercadal y Ciutadella y Alaior.

La Consejera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha señalado que Endesa envía vía marítima 70 generadores desde Barcelona y Valencia para dar electricidad a la isla, aunque esta noche se han instalado 25 equipos portátiles que tenían en la isla, y Cladera ha hecho un llamamiento a un uso prudente de la energía para garantizar que pueda llegar al mayor número de vecinos posible.


Pese a la falta de electricidad, Clader ha asegurado que los colegios hoy imparten clases con normalidad y que se adaptarán a las circunstancias.

La presidenta de Menorca, Susana Moral, ha asegurando en ‘Espejo Público’, que los servicios de salud están garantizados, tras el corte de luz que sufre la isla.

Según las previsiones meteorológicas de la AEMET, este lunes, permanece activa la alerta amarilla a todas las islas baleares.