Quantcast

Cómo proteger tu piel del frío en invierno

Durante el tiempo frío, la piel tiende a ponerse un poco más delicada de lo acostumbrado. No es secreto para nadie que durante este tiempo, la piel simplemente tiende a ser como un papel y puede incluso resecarse al extremo.

El frío del ambiente casi siempre genera problemas cutáneos y estos solo se puede evitar teniendo cuidado al momento de exponerse al ambiente frío. La piel es básicamente una víctima del frío y los problemas comunes a las exposiciones son labios deshidratados, rojeces en las mejillas.

También ocasiona irritaciones y sensación de tirantez, entre otros molestos inconvenientes. Por lo general siempre se destaca el problema de los labios, puesto que son los más afectados en esta temporada.

LEA TAMBIÉN: QUÉ ES EL ACEITE DE RICINO Y QUÉ BENEFICIOS TIENE EN LA PIEL

Los factores climáticos son unas de las principales causas que provoca que los labios se resequen y ocasiona que se cuarteen. Generando que estos simplemente se agrieten y tengamos pequeños pedazos de carne entre ellos.

Si quieres proteger tu piel y reforzar su función barrera para sobrellevar mejor la temporada de frío, es fundamental tomar en cuenta las formas de cuidado. Así que a continuación te mostraremos cómo puedes cuidarte la piel frente a la temporada de frío.

¿Qué hacer para cuidar la piel frente a la temporada de frío?

¿Qué hacer para cuidar la piel frente a la temporada de frío?

Frente a la temporada de frío, es común que las personas utilicen abrigos, guantes y gorros para protegerse de la brisa. Pero la piel también debes protegerla frente al frío , pues aunque no lo creas , esta se ve afectada a la exposición constante y al pasar el tiempo podrás notar los resultados.

Los problemas de la piel frente al frío es que tiende a secarse en exceso, la resequedad es el problema principal frente a las exposiciones constantes. Puede ser delas manos, pero también y la más importante es la zona del rostro. A nivel de la frente , mejillas y nariz y claro está los labios.

Por ello es fundamental que tengas a la manos cremas que sean suficientemente hidratantes y nutritivas. En la actualidad hay rutinas infinitas para nutrir la piel y la zona específicamente del rostro, puedes usar la que más se ajuste a tus necesidades.

También y como factor extra. te aconsejamos aplicar antes un sérum hidratante con ácido hialurónico. Mascarillas con yogurt, lavados con manzanilla y el uso de protectores ayudarán bastante para que la piel no se reseque frente al frío.

Mascarillas que no debes ignorar

Mascarillas que no debes ignorar

Los aceites naturales son un producto fantástico para hidratar tu piel, y al mismo tiempo ayudan a prevenir la aparición de estrías durante el embarazo y el desarrollo. Particularmente el aceite de almendras es bastante recomendado por los dermatólogos, esto se debe a sus propiedades antioxidantes y los ácidos grasos que posee, así como vitaminas del grupo A y E que se encuentran en las almendras.

Puedes aplicarte este producto con algunos masajes sobre la piel del rostro. No importa si es después de tomar una ducha o antes de ir a dormir. Ten en cuenta que puedes aplicártelo hasta unas 3 veces por semana.

La idea es que mantengas la piel hidratada frente a las exposiciones a temperatura fría.

Una mascarilla facial de yogurt griego y pepino es perfecta para hidratar la piel en temporada de frío. Con solo estos dos ingredientes puedes devolverle la vida a tu cutis. Solo tendrás que trocear el pepino y volverlo puré para mezclarlo con el yogur y listo.

Avena y arcilla blanca para hidratar

Avena y arcilla blanca para hidratar

El ácido láctico del yogur hidratará mientras que el pepino refresca y aporta propiedades antioxidantes. Solo tendrás que aplicarte la mascarilla durante unos 20 minutos antes de enjuagarte con abundante agua. Podrás repetir el tratamiento por unas 2 veces a la semana y notarás de inmediato los resultados.

Otra mascarilla efectiva es la de huevo con avena. Gracias a los múltiples beneficios del huevo, como las vitaminas E y B12, es perfecto para devolverle el brillo a tu cutis. Solo debes mezclar 1 huevo con media taza de avena y luego solo tendrás que aplicarlo sobre tu piel.

Puedes ayudarte con una brocha. Debes dejar actuar por unos 1 minutos antes de enjuagarte con abundante agua. Podrás aplicarte este tratamiento hasta 2 veces a la semana.

Para las pieles muy resecas por el frío la más eficaz es la arcilla blanca, esta generalmente se puede encontrar en polvo. Una vez que te hayas aplicado este producto, solo tendrás dejar que actué por unos 20 minutos antes de enjuagarte con abundante agua. Si te reseca la piel puedes mezclarla con otros productos como pepino o yogurt y así obtener mejores resultados. Y recuerda que puedes aplicarte la arcilla hasta unas 3 veces por semana.

Es importante que siempre tengas puesto protector de labios, puede ser el mismo que utilizas para ir a la playa. La idea es que constantemente retoques los labios para evitar que se resequen. Si no tienes protector , puedes colocar un poco de aceite de coco o de almendras, también hay barras de cacao de venta en las tiendas que es ideal para mantenerlos hidratados.