Quantcast

El Papa invita a cultivar el silencio y dice que «hablar como loros disminuye» a las personas

El Papa ha invitado a los fieles a cultivar el silencio, al que «no hay que tener miedo» al tiempo que ha advertido, de manera improvisada de que «hablar como loros disminuye» a las personas.

El Papa ha pedido a los fieles que sigan el ejemplo de san José para «recuperar esta dimensión contemplativa de la vida abierta de par en par precisamente por el silencio».

El Pontífice ha continuado con su ciclo de catequesis sobre la figura de san José en la audiencia general de este miércoles, celebrada en el Aula Pablo VI del Vaticano ante varios cientos de fieles y peregrinos. La sala del Vaticano donde tienen lugar las catequesis de los miércoles en los días invernales había un Belén instalado.

El Papa ha destacado que el aspecto más importante de la figura de San José es el silencio, un aspecto que, según ha apuntado, parece que no tiene tanto valor en la sociedad actual.

También ha reconocido que el silencio «asusta un poco» porque pide que las personas entren dentro de sí mismos y encuentren la parte más verdadera. «Son muchas las personas que tienen miedo del silencio, por lo que deben estar todo el tiempo hablando o escuchando la radio o la televisión, pero no pueden escuchar el silencio», ha dicho.

El Papa ha dejado claro que, si bien los Evangelios no narran ningún episodio en el que José de Nazaret hable, eso no significa que fuera «taciturno», pues hay un motivo más profundo para explicar su silencio. «Deja espacio a la Presencia de la Palabra hecha carne, a Jesús. Su silencio no es mutismo, no es taciturno; es un silencio lleno de escucha, un silencio trabajador, un silencio que hace emerger su gran interioridad», ha reflexionado.

Francisco ha advertido que sin cultivar el silencio las palabras pueden convertirse en «adulación, vanagloria, mentira, maledicencia, calumnia». Así, ha afirmado que son muchos más los «caídos por la lengua que por el filo de la espada». «Nos avergonzaremos, pero nos hará mucho bien pensar en cuántas veces hemos matado con la lengua», ha agregado.

HAITÍ «LLEVA UNA DETRÁS DE OTRA»

Por otro lado, ha lamentado la tragedia en el norte de Haití, donde más de 60 personas han fallecido mientras estaban tratando de recoger el combustible derramado de un camión que había sufrido un accidente y que acabó incendiándose.

«Pobre Haití. Lleva una detrás de otra. Es un pueblo en sufrimiento», ha asegurado. Francisco ha pedido oraciones por este pueblo de «gente buena y religiosa» tras hacer presente su cercanía a los familiares de las víctimas.