Quantcast

Expertos en violencia de género alertan del descenso en la edad de los agresores

La Delegación del Gobierno en Navarra ha celebrado este viernes en el Planetario de Pamplona la cuarta edición de las Jornadas sobre Violencia contra la Mujer que, bajo el título ‘La mirada del agresor’, en la que expertos en la materia han alertado del descenso en la edad de los agresores.

La sesión, en la que se ha abordado desde una «perspectiva transversal» el perfil de los agresores en casos de violencia de género, ha sido inaugurada por el delegado, José Luis Arasti, y por el director del Centro Penitenciario de Pamplona, Enrique Soto.

Según informa la delegación en nota de prensa, la primera de las ponencias ha corrido a cargo del catedrático de Psicología Antonio Andrés Pueyo, que ha reflexionado sobre la valoración policial del nivel de riesgo en los casos de violencia de género y su papel en la predicción y anticipación de las agresiones.

Ha señalado que, «frente al discurso negativo, la realidad es que se ha conseguido reducir la violencia de género más grave». Ha subrayado la «gran intolerancia y rechazo social» contra este tipo de violencia y el «reconocimiento internacional al trabajo que se está realizando en España contra la violencia de género».

La jueza de Violencia de Género de Pamplona Esther Fernández ha abordado las medidas judiciales aplicables a los agresores. Ha alertado del incremento de casos, también en lo relativo a las agresiones sexuales, y del descenso en la edad de los agresores.

En lo que llevamos de año, se han dictado 202 sentencias penales por delitos de violencia contra la mujer, cuando en años anteriores no se había pasado de las 120.

A lo largo de la jornada, también se ha hablado de la intervención, el tratamiento y los programas que existen desde Instituciones Penitenciarias para los penados por violencia de género.

Sobre esta cuestión han reflexionado Laura Negredo, subdirectora general adjunta de Medio Abierto y Penas y Medidas Alternativas de Instituciones Penitenciarias, y Marta Miñana, que es la subdirectora de Tratamiento del Centro Penitenciario de Pamplona.

Ambas han recordado que «hay personas cumpliendo condena por violencia de género dentro de la cárcel, pero son más quienes cumplen medidas alternativas, aquellas que no incluyen privación de libertad».

En el caso de Pamplona, hay 70 personas condenadas dentro de la prisión. Todas ellas tienen acceso a los programas de intervención con agresores, que en lo que va de año ha sido realizado por 57 personas dentro de la cárcel y otras 146 que cumplían medidas alternativas. Según algunas estadísticas internacionales, entre el 20% y el 35% de los penados que no realizan estos programas acaban reincidiendo.

«LLAMATIVO» DESCENSO EN LA EDAD DE LOS AGRESORES

Para abordar la intervención psicológica con los agresores, ha participado en la jornada Josean Echauri, doctor en Psicología y socio fundador del PSIMAE (Instituto de Psicología Jurídica y Forense). Ha señalado como dato «llamativo» el descenso en la edad de los agresores.

Un 30% de los que tratan desde el PSIMAE tiene menos de 30 años. Además, casi la mitad de los agresores está en desempleo y un 60% tiene antecedentes psiquiátricos, en particular, adicciones. También hay factores «precipitantes» como la falta de límites, la intolerancia a la frustración, los celos o el consumo de alcohol y drogas.

«Trabajar con los hombres es la mejor forma de prevenir el maltrato», ha señalado Echauri, quien ha añadido que los programas con agresores son más efectivos en el medio abierto que dentro de prisión.

La jornada ha concluido con una mesa redonda sobre las actuaciones policiales con los agresores que ha contado con representantes de Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Foral y Policía Municipal de Pamplona.