Quantcast

El truco para que el brócoli no se te ponga nunca amarillo

El brócoli es una hortaliza familia de las coles que por su sabor y nutrientes es uno de los más consumidos por quienes adoptan una alimentación saludable. Si bien es cierto y se trata de un alimento fresco, también es cierto que por la misma razón, tiende a ser delicado y perecedero. 

Si te gusta el sabor del brócoli y quieres disfrutarlo por mayor tiempo sin limitaciones, conoce el truco para mantenerlo siempre fresco, siempre verde y degústalo cuando quieras como si se tratara del primer día.

Conoce 7 recetas divinas en las que el brócoli es el protagonista

¿Por qué se pone amarillo el brócoli?

Tal como sucede con otros alimentos y hortalizas, las propiedades del brócoli comienzan a estropearse apenas es cosechado. Una vez que comienza a tornarse de un color amarillento, esta es la señal de estar perdiendo sus propiedades y estar entrando en un proceso de oxidación.

De hecho, el color amarillo puede también significar que está desarrollando moho, por lo cual es posible que llegue a causar intoxicaciones si es consumido. El color que este debe tener cuando es comprado, preparado y consumido, siempre debe ser de un verde intenso y brillante. 

picado
Foto: Pixabay

Verde que te quiero verde: así debe lucir el brócoli al momento de comprarlo

La compra del mejor brócoli te permitirá disfrutarlo por mayor tiempo; es por esta razón que al momento de escogerlo, debes preferir aquellos que luzcan de un color verde intenso y también revisar muy bien el tallo.

Toma el brócoli entre tus manos y palpa muy bien su consistencia. Su tallo debe estar firme y de color verde, igual que sus puntas. Si notas que está muy flojo y que desprende algún tipo de olor desagradable, evita comprarlo y busca uno que esté en buen estado.

Los cogollos amarillos anuncian que el brócoli está por florecer, por esta razón se volverá duro y leñoso.