Quantcast

Educación destaca que los PGE fortalecerán la equidad del sistema educativo

El Ministerio de Educación y FP destaca que la inversión en materia de educación propuesta en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo 2022 apuesta por la igualdad de oportunidades y la equidad del sistema educativo, así como por el impulso a la digitalización y la Formación Profesional (FP).

Durante la Comisión de Educación y FP del Congreso, el subsecretario de Educación y FP, Fernando Gurrea, el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, y la secretaria general de Formación Profesional, Clara Sanz, han informado sobre el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2022 y su aplicación en el ámbito educativo.

En total, las cuentas para el próximo ejercicio prevén una inversión de 6.036 millones de euros para el Ministerio de Educación y FP, 339 millones más que en 2021. De ellos, 4.383 millones corresponden al presupuesto nacional, que sube un 14%, y 1.653 millones proceden del Mecanismo de Recuperación, Transformación y Resiliencia europeo.

«Tras el esfuerzo que hicimos en el pasado ejercicio para hacer frente a las necesidades derivadas de la pandemia, el presupuesto de 2022 nos va a permitir emprender nuevas actuaciones orientadas a la mejora del sistema educativo», ha señalado el secretario de Estado de Educación.

Las partidas relacionadas con el refuerzo de la equidad en el sistema educativo cuentan con una inversión total de 2.684,82 millones de euros. Entre ellas, destacan las becas y ayudas al estudio, con una inversión récord de 2.150 millones de euros, que permitirán llegar a cerca de un millón de alumnos.

Además, la mejora de los resultados y la prevención del abandono escolar temprano contará con una inversión de 159 millones de euros distribuidos en varios programas como PROA+ o la creación de unidades de acompañamiento.

Igualmente, a la ampliación de la cobertura del primer ciclo de educación infantil 0 a 3 se destinarán 334 millones de euros. Y en cuanto a la transformación digital de la educación, dentro del Plan Nacional de Competencias Digitales, se van a invertir 350 millones dirigidos principalmente a la formación del profesorado para la mejora de la competencia digital.

Este «esfuerzo presupuestario supondrá alcanzar el objetivo de proporcionar una mejor educación, más inclusiva y equitativa, a nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes», ha explicado Tiana.

Por último, a la gestión educativa de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla se destinarán 180,5 millones de euros, que permitirán mantener el refuerzo del personal docente de más de 300 profesores para disminuir las ratios, a los que se suman 6,28 millones del Mecanismo de Recuperación.

La Acción Educativa Exterior recibirá 125 millones y 50 millones se invertirán en ayudas para libros de texto.

CONSOLIDAR LA TRANSFORMACIÓN DE LA FP

Por su parte, la secretaria general de Formación Profesional del Ministerio, Clara Sanz, ha explicado las partidas referidas a esta materia cuyo presupuesto total asciende a 2.288,36 millones de euros para 2022, lo que supone un incremento de más de 660 millones de euros con respecto al año anterior.

Entre ellas, 275,4 millones irán destinados a programas consolidados de FP del sistema educativo, otros 872 millones de euros se dedicarán a la implementación del Plan de Modernización de la Formación Profesional vinculado al Mecanismo de Recuperación, Transformación y Resiliencia, y 1.151,3 millones serán para la Formación Profesional para el Empleo.

«No hay transformación de la economía, ni adaptación a los retos de la transición ecológica y la transformación digital de los sectores productivos, si no contamos con jóvenes, ocupados y desempleados, bien cualificados», ha subrayado Sanz.

En el marco del Plan de Modernización, el Ministerio dedicará 298,4 millones a la acreditación de las competencias profesionales, 139,8 millones se destinarán a la capacitación de trabajadores en habilidades de ‘reskilling’ y ‘upskilling’, otros 94,66 millones serán para la creación de casi 50.500 nuevas plazas de FP y 100 millones irán dirigidos a la creación y conversión de ciclos formativos de FP en bilingües.

Además, 75 millones servirán para la implementación de una red de centros de excelencia en Formación Profesional con al menos medio centenar, entre otras actuaciones.

En cuanto a la financiación destinada a la Formación Profesional para el Empleo, 724,2 millones servirán para diseñar la oferta formativa dirigida a desempleados, y 254,4 millones para la de ocupados.

«Con estos presupuestos queremos modernizar la Formación Profesional convirtiéndola en un eje vertebrador del crecimiento que cuente con la estabilidad que la consolide como algo natural a la formación inicial y al desempeño profesional a lo largo de la vida», ha concluido la secretaria general.

Estos presupuestos, junto con la futura Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional, van a servir para, según ha recalcado el Ministerio, «crear y consolidar un modelo de formación profesional estable, flexible, accesible y con proyección de futuro».