Quantcast

El sector pesquero español, cauto ante la anulación del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) ha mostrado su cautela ante la sentencia del Tribunal General de la UE (TUE) que anula las decisiones del Consejo en relación, entre otros, con el acuerdo de colaboración de pesca sostenible con Marruecos, según ha informado en un comunicado.

En concreto, Cepesca ha recordado que este acuerdo seguirá vigente al menos durante dos meses, tiempo para interponer un recurso de casación, o hasta la fecha que se dicte la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE sobre dicho recurso.

Según el sector, tras ese periodo de tiempo, y en el peor de los escenarios, la decisión supondría un «duro golpe» para la flota pesquera comunitaria ya que el actual acuerdo de pesca de la UE y Marruecos contempla posibles licencias para un total de 128 buques de la UE, incluyendo 92 barcos españoles de Andalucía, Canarias y Galicia.

La flota española también ha manifestado su colaboración, en la medida de sus posibilidades, para mantener el acuerdo «dados los años de cooperación y los beneficios socioeconómicos para ambas partes, incluida la población del Sáhara Occidental».

En este sentido, el sector ha anunciado que propondrá la convocatoria de una reunión de la Comisión Mixta Euro-Marroquí de Profesionales de la Pesca para abordar los escenarios que abre esta decisión.

Cepesca ha recordado que el protocolo del acuerdo tiene una duración de cuatro años y entró en vigor en julio de 2019, tras su ratificación por parte del Reino de Marruecos y de la UE tras un año de negociaciones.

El acuerdo supone para la UE una contrapartida económica de 48,1 millones de euros el primer año, 50,4 millones de euros del segundo y 55,1 millones de euros el tercero y cuarto, incluyendo el apoyo sectorial y el canon de los armadores, que asciende a un montante entre 11 y 13 millones de euros anuales.

El secretario general de Cepesca y presidente de Europêche, Javier Garat, ha lamentado que «una vez más el sector pesquero español y comunitario no puede respirar tranquilo y realizar una pesca sostenible y basada en la ciencia».

«No se puede pasar por alto el beneficio mutuo que supone este acuerdo y el importante impacto que tiene para ambos a nivel socioeconómico», ha recalcado.